Escrito por Tendenzias

Cómo iluminar el recibidor

Los recibidores son lugares de la casa que suelen estar siempre faltos de luz. Para dar luminosidad y amplitud es muy adecuado poner algún que otro toque en blanco y en tonos crema. Una cenefa estarcida en la pared y otra cenefa a juego pintada en las cortinas pueden contribuir a hacer del vestíbulo un lugar luminoso y proyectar la creatividad de los habitantes de la casa.

Para realizar la cenefa de la pared y de la cortina

Materiales:
Acetato para la plantilla
Escalpelo
Masilla
Cinta adhesiva
Pintura de pared y pintura para tela
Cepillo de estarcido

Procedimiento de realización:

Lo primero es copiar la plantilla de estarcido que se seleccione sobre el acetato, haciéndola más grande o pequeña según la conveniencia, en función del lugar que se tendrá para trabajar. Cortar con el escalpelo.

Para conseguir una textura adecuada, se añade una porción de masilla por cada dos de pintura. Se mezclan en pequeñas cantidades y se diluye con agua si se ve que ha quedado demasiado espeso. Se deben marcar los bordes de la cenefa con la cinta adhesiva y sujetar la cenefa a la pared. Empapar el cepillo con la pintura, siempre sacar el exceso con un trapo y cubrir la plantilla según la técnica de punteado.

Luego se saca la plantilla, se la coloca a continuación y se repite la operación hasta completar la cenefa.

Procediemiento para la Cortina

Para dar más cuerpo a la cortina, se cortan dos largos, que se miden desde encima de la ventana hasta el suelo. Se los cose juntos por el revés y por los cuatro costados, dejando una abertura. Luego se le da la vuelta y se cose la abertura con puntadas pequeñas de modo que quede una cortina doble. La cortina se cuelga con anillas sencillas pasadas por una barra. Pintar la cenefa estarcida en el borde interior vertical y en todo el borde inferior, utilizando la misma técnica que para la pared pero en este caso con pintura para tela. Plancha para fijar la pintura.

BlogHogar.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos