Escrito por Tendenzias

Cómo quitar las pelusas de la ropa | Productos y consejos

Nos ha pasado a todos, por mucho que no lo contemos. La pelusa en la ropa es un mal universal que afecta a todo hijo de vecino. Al menos, a los que usan ropa, porque los naturistas tienen este problema, pero no en la ropa precisamente.

Pues bien, te vamos a mostrar cómo quitar las pelusas de la ropa mediante varios productos y consejos. Y es que, una pelusa en un momento dado, te puede arruinar una cita con tu media naranja. No queremos eso. Es más, desde Bloghogar nos declaramos fans acérrimos de Cupido y sus tribulaciones amorosas. Nunca dejaremos que una pelusa arruine una posible historia de amor.

Por qué salen pelusas en la ropa

La gran pregunta que todo el mundo se hace: ¿por qué salen las pelusas en la ropa? Aunque mucha gente no lo sepa, todo tiene una explicación. Es más, tiene varias y convincentes:

  • No separar la ropa al lavar – Parece broma pero no lo es. Por falta de tiempo o ganas, solemos meter toda la ropa a la lavadora y punto. Pues bien, eso genera pelusas como gatos de grandes. Lo suyo sería hacer coladas por tipos de telas, por colores, por delicadeza del material… Es muy tedioso, sí, pero funciona de maravilla para prolongar la vida de tu ropa
  • Llenar demasiado la lavadora – Cuanto más lleno esté el tambor, más roce habrá entre las prendas y más pelusas saldrán en la ropa. Lo recomendable es que dejes la lavadora al 80% de capacidad, para que la ropa lavada tenga margen de maniobra y pueda respirar bien.
  • Filtro pecador – Si usamos secadora, debemos recordar que cuenta con un filtro de pelusas que debemos limpiar en cada uso. Si no lo hacemos, les daremos vía libre para volver a casa. A su ropa.
  • Demasiado detergente – No por mucho detergente que eches, la ropa va a oler mucho más de lo habitual. Lo hará pero en una pequeña medida. Eso sí, notarás que las pelusas salen al nada de tiempo.

Cuatro sencillos puntos a tener en cuenta que servirán para que ese jersey tuyo que se cae a cachos, tenga dos años más de vida. De nada.

Cómo quitar pelusas de la ropa

Obviamente, una vez que sabemos de dónde vienen, es hora de conocer cómo quitar las pelusas de la ropa. Y no nos vamos a complicar en exceso. De hecho, la mejor forma de hacerlo es con un rodillo quitapelusa. De ahí su nombre. En cualquier gran superficie lo tienes disponible y es una maravilla.

Tan sólo tienes que abrirlo y pasar la parte del rodillo por la ropa, en movimiento horizontal, mientras el quitapelusa hace su trabajo. Lo hace gracias a una zona pegajosa que se queda con las pelusas pegadas. Una vez que la lámina esté hasta arriba de pelusas, la quitas, y das paso a la siguiente. Ojo que quitar pelusas es terapéutico.

Además de la opción de pega, también hay un quitapelusas reutilizable que funciona de maravilla pero que requiere un gel adhesivo cada vez que vayas a usarlo, además de descargarlo de las pelusas atrapadas. Este punto echa para atrás a mucha gente pero claro, al final son tus pelusas y, si lo piensas, es la manera más sencilla de cuidar tus prendas

Productos y consejos para quitar pelusas de la ropa

Obviamente, el rodillo no es la única opción para dejar tu ropa impoluta. Aquí te dejamos algunos productos y consejos para quitar pelusas de la ropa, todos comprobados y verificados en la Universidad de Bloghogar.

  • Quitapelusas casero – Necesitas algo cilíndrico… ¿qué tal un rodillo? No tienes más que envolverlo con cinta de embalar y ya tienes tu quitapelusas extremo. Serás el Negan de las pelusas y el rodillo tu Lucille de Hacendado. Obviamente, cuando lo envuelvas, deja la parte pegajosa hacia afuera para que coja pelusas. Si el extremo no se queda fijo, recuerda que tienes cinta de embalar a mano para pegarlo. Una vez lo tengas, sólo tienes que rodarlo sobre la prensa y alucinar con el resultado
  • Quitapelusas manual – Si pasas del rodillo y prefieres hacerlo tú mismo, puedes. Coge un trozo de cinta y enróllatelo en la mano, con la parte pegajosa hacia afuera. Lo aconsejable es que mantengas los dedos pegados, como si llevaras un guante. Para usarlo, tendrás que ir dando golpecitos, pues la mano no te correrá por la ropa.
  • Esponja mojada – La esponja debe estar mojada pero muy escurrida, y es que nos interesa su humedad, no que esté hasta arriba de agua. Con movimientos verticales, ves pasando por toda la prensa y recogiendo las pelusas de vez en cuando. Mano de santo.
  • Piedra Pómez – Otro uso más, y ya van unos cuantos, para Piedra Pómez. Esa gran desconocida también tiene aplicación a nuestra ropa diaria y sentido de la moda. Quién lo iba a decir. Basta con frotar la piedra pómez en la prenda, en favor de tela y sin aparentar demasiado para no romperla del todo. Ojo con insistir demasiado en una zona, bajo el riesgo de agujero importante.
  • Velcro – La parte que se pega del velcro, atrae a las pelusas como moscas a la luz. Tan sencillo como pasarlo sobre las prendas, con dirección inferior. El velcro arrastrará las pelusas hasta donde tengas el corte, y allí deberás recolectarlas como quieras o puedas.
  • Maquinilla de afeitar – Sí, de las de usar y tirar. De las más baratas. De las que te dejan sin sangre cada vez que te afeitas. Esas mismas maquinillas, también sirven para afeitar tu ropa. Eso sí, no les eches espuma. Tan sólo tienes que pasar la cuchilla, con paciencia, porque no debes irte más de tres o cuatro dedos. Si lo haces, puedes dejar el sello de Gillete en tu prensa y, de momento, no te patrocinan, así que descártalo. Además, debes recoger la pelusa cada pocos pasos, para trabajar con comodidad

También te puede interesar:

BlogHogar.com

Newsletter