Cortina decorada con caracolas marinas.
0 votos

Cortina decorada con caracolas marinas.

Quedan muy bonitas las cortinas decoradas con elementos marítimos además de ser muy simple de realizar. Con artículos muy simples se obtendrá una cortina decorativa única, que siempre recordará la procedencia de las caracolas utilizadas. Un relajante paseo a lo largo de la playa, recogiendo aquí y allá conchas, caracolas y guijarros, es uno de los eternos placeres de estar cerca del mar. Es realmente maravilloso y sorprendente descubrir estos pequeños objetos en la arena que, con sus formas y colores, han estado siempre inspirando a diseñadores por sus cualidades decorativas. La orilla de la playa es una verdadera mina de tesoros que se pueden utilizar para la ambientación del hogar.

Será necesario que se seleccionen conchas y caracolas pequeñas que seguramente tienes de un paseo por la costa y coserlas a una tela de hilo o algodón natural. Para coserlas, es mejor utilizar hilo de doble y un poco grueso de color a juego con las cortinas, y coser las conchas y caracolas espaciadamente para que tenga un aire ligero y luminoso.

Si les atrae experimentar cosiendo conchas en una cortina u otra pieza de tela, se deberán agujerear con un taladro, haciendo agujeros minúsculos con una broca muy fina (de 1,5mm). Para ello, es cuestión de coger concha por concha y aguantarlas firmemente sobre una superficie plana para hacer el agujero con el taladro. Para aquellas conchas o caracolas más gruesas, se deberá utilizar una broca más gorda (de 3mm) y tener más temple a la hora de agujerear.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>