Escrito por Tendenzias

Decoraciones con puntillismo | Sobre fondo negro, madera y piedra

El puntillismo es un estilo artístico que surgió en Francia a finales del siglo XIX, en la época del postimpresionismo. Desde entonces, y hasta día de hoy, se ha utilizado para decorar todo tipo de objetos, pintar cuadros, decorar telas, y mucho más.

Comenzó como una corriente artística que se centraba en los estudios lumínicos que realizaban sobre la escena a pintar. Pero poco a poco se ha ido transformando en una técnica decorativa conocida en el mundo entero.

Técnica del puntillismo

La técnica del puntillismo consiste en sustituir los trazos o pinceladas por pequeños puntos de colores primarios. Se realizan a cierta distancia unos de otros, y con diferentes tamaños. Así, al contemplarlo de lejos, se puede percibir toda la imagen, y la gama cromática completa.

Esta técnica, llevada a la decoración, ya no siempre representa imágenes, sino que se utiliza para crear cenefas o adornos. Del mismo modo, se hace mediante la estampación de puntos de diferentes tamaños y colores.

La técnica del puntillismo se utiliza para decorar todo tipo de elementos, pintar murales o cualquier otra idea que se te ocurra. En base al elemento que se va a decorar, los puntos se pintan con pinceles más o menos grandes, adaptándose al espacio disponible.

Decoraciones con puntillismo

Quizá no se te ocurre qué puedes hacer con la técnica del puntillismo, pero seguro que has visto objetos así decorados en más de una ocasión.

Es una técnica divertida de realizar y muy vistosa, que se puede llevar a cabo en trabajos adultos o en manualidades con niños. Siempre se consiguen buenos resultados.

Por ejemplo, es bastante común encontrar vajillas o cristalerías modernas decoradas con esta técnica del puntillismo. Para ello se utiliza una pintura especial que resiste los lavados y se fija bien en la porcelana y el vidrio.

Del mismo modo, puedes emplearla en casa para decorar botellas, jarrones o cualquier otro elemento. Es perfecto para reciclar materiales antiguos y darles una segunda vida. En Internet encontrarás multitud de patrones para pintar con puntillismo que te van a encantar. Estos patrones puedes adaptarlos a todo tipo de objetos.

También es una técnica que se encuentra fácilmente decorando elementos decorativos étnicos, animales de madera, máscaras de tribus africanas, etc. Se consiguen así acabados muy coloridos y llamativos.

Puntillismo sobre fondo negro

Como hemos visto, este tipo de pintura y decoración se puede utilizar sobre todo tipo de materiales. Desde vidrio hasta tela, lienzos, muebles, o paredes. Todo lo que se te ocurra es válido.

Sin embargo, hay ciertos patrones que son los más utilizados a la hora de pintar con esta técnica. Uno de ellos es el puntillismo sobre fondo negro. ¿Por qué gusta tanto este estilo? Porque es la mejor manera de conseguir que resalten los colores de forma impactante.

Si además utilizas colores muy pigmentados y saturados, el acabado será realmente fantástico. 

Además, el fondo negro permite conseguir todo tipo de estilos. Desde acabados más elegantes y sobrios, con pintura dorada o plateada y sin mezclar más de 2 colores. O acabados más divertidos, utilizando colores llamativos y mezclas de todo tipo.

En función de qué objeto quieras decorar y dónde lo vas a poner deberás pensar bien qué gama cromática vas a utilizar.

Puntillismo sobre madera

Una de las opciones más utilizadas es el puntillismo sobre madera. Es bastante habitual utilizar esta técnica sobre cajas o muebles, por lo tanto, se utiliza directamente sobre la madera.

Para ello es bueno tratar primero la madera. Hay que lijar la pieza y dejarla bien lisa para poder realizar los puntos sin que vayan a encontrarse imperfecciones. Además, si tiene pintura previa, habría que decapar la pieza y dejarla en la situación inicial.

Después, lo mejor es elegir pintura apta para este tipo de trabajos, y un buen barniz que te ayude a fijar la decoración sobre el objeto. En cuanto a los colores, dependerá de cómo sea la pieza. En general, con la madera quedan bien los tonos marrones y tierra. Estos se empastan a la perfección con el fondo, logrando una armonía total en el acabado.

El puntillismo sobre madera se puede utilizar para diseñar cabeceros modernos y elegantes para camas individuales o de matrimonio. Incluso podéis decorar con la técnica del puntillismo la parte superior de las mesillas, para conseguir un conjunto completo y coherente.

Puntillismo sobre piedra

El puntillismo sobre piedra es una de las manualidades más fáciles y divertidas para hacer con niños. Por un lado, la actividad empezaría con un buen paseo. Es el momento ideal para buscar piedras con los niños. Estas deben ser lo más planas posibles y sin imperfecciones. Así facilitaréis luego la tarea de la decoración.

Una vez que tengáis las piedras elegidas, en casa debéis limpiarlas y quitarles toda la tierra. Lavarlas bien es imprescindible, y luego podéis dejarlas secar tranquilamente sobre un radiador o una fuente de calor. Cuidado después, no os queméis al coger las piedras.

Cuando las piedras estén listas, el siguiente paso es decorarlas. A los niños les encantará utilizar la técnica del puntillismo, ya que es muy divertido y es algo diferente a lo que suelen hacer con sus pinturas. Podéis emplear acuarelas, temperas o cualquier otro tipo de pintura, a ser posible con pincel.

Como en el siguiente ejemplo, podéis mezclar el puntillismo con trazos normales, para conseguir diseños más completos y originales. 

Cuando la piedra esté terminada, podéis ponerle un barniz que fije la decoración. Cuando todo esté listo, es ideal como regalo para el día del padre o de la madre. Se puede utilizar como sujetapapaeles, o con otras piedras para decorar un centro de mesa o cualquier otro lugar de la casa.

Si a los niños les gusta esta manualidad, podéis hacer una colección entera de piedras. Id recogiendo piedras de diferentes excursiones y momentos que queráis recordar, y luego en cada una hacéis un diseño diferente.

Puedes aprender más sobre técnicas de decoración, y encontrar muchas ideas, en los siguientes artículos:

BlogHogar.com

Newsletter