Escrito por Tendenzias

Decorando con un esmaltado hecho con lacre

Los efectos más artísticos de decoración se obtienen empleando soluciones de lacre de varios colores, disueltos en alcohol etílico y metílico. Este procedimiento tiene apariencia de esmaltado y puede usarse en fondo de lacre para decorar cuentas, cofres de madera cubiertos de lacre, objetos de barro o bien de cristal.

El primer paso es elegir el objeto destinado a decorar y luego el colorido. Entonces se rompe una barra de lacre, se pone en un frasco y se vierte alcohol metílico etílico, se tapa bien y se deja reposar toda una noche para que se disuelva. Se sacude bien antes de emplear y se aplica como esmalte líquido, con un pincel de pelo.

Se colorea el diseño, sin intentar hacer sombras, trabajando rápido y parejo. Se requiere práctica para evitar que el conjunto aparezca remendado. La presión en el pincel será pareja y el lacre se extenderá bien. Si la pasta se espesa conviene diluirla añadiendo alcohol etílico metílico. Es menester conservar los frascos bien cerrados.

Los pinceles se limpian con el mismo alcohol etílico metílico. El sombreado se agrega después de seca la primera mano. Una sección debe hacerse de una vez y dejar secar, porque el trabajo resulta feo si no hay regularidad en el conjunto y el esmalte es más grueso en un punto que en otro. Como este esmalte se seca rápido, no se pierde tiempo en esperar.

Algunas buenas ideas son utilizar este tipo de decorado en floreros, vasos, sobre todo en aquellos que son lisos y que con un toque personal pueden revivir y resaltar entre el resto.

BlogHogar.com

Newsletter