Escrito por Tendenzias

La importancia de la elección de las telas a la hora de decorar

living.jpg

Lo que realmente aporta alegría y gusto a cualquier habitación de la casa es el color y textura de las telas que la visten.

Los colores poseen cualidades que tienen gran importancia en decoración. Existen los colores cálidos y los fríos.
Los cálidos son aquellos que participan del rojo. Y los fríos, los que participan del azul.
En una habitación que sea soleada o clara puede estar basado el fondo en un matiz frío, verde, azul, azul-verde o gris y los demás colores combinarse con aquél. Cuando la habitación, por el contrario, no tiene sol o es oscura, el fondo deberá ser de un matiz cálido, naranja, rosa, rosa agrisado, beige o amarillo.


Por eso te aconsejamos que elijas telas claritas si las habitaciones son más bien oscuras o pertenecen a un piso interior , o a un bajo. Si no hay suficiente luz, no te preocupes, la claridad de las telas conseguirán dar luminosidad.

Existen actualmente en el mercado infinidad de tejidos: lona, jaspé (tejido moteado de manera desigual, obteniendo el efecto al teñir los hilos de la urdimbre), grosgrain (seda gruesa), gasa, franela, damasco (tejido con dibujos grabados sin relieve), cuero, crepe (tejido de lana, algodón o seda con al superficie rizada u ondulada), tafetán (tela de seda crespada, lisa, de poco peso), organdí, paño (tela de lana muy tupida y con pelo corto), etc. Como también hay variedad en dibujos y bordados en ellos.

La mayor parte de los tejidos que se usan en decoración están hechos de algodón, lana, rayón, seda, etc. También se utilizan hilos metálicos.

En la decoración se pueden mezclar dibujos diferentes pero sin perder la consistencia o relación entre ellos. Por eso, no es conveniente mezclar flores diferentes, en distintos muebles: flores de un tipo en cortinas y flores de otra clase en los sofás, por ejemplo.

telas.jpg
Es mejor que intentes mantener un equilibrio y no recargues el ambiente.
En la actualidad no existe una tendencia concreta en cuanto a tejidos. Aunque para determinadas partes de la habitación debes elegir una tela u otra. Por ejemplo no es aconsejable utilizar sedas para cortinas, sino más bien algodón. Si bien la seda aportaría elegancia a la estancia, el coste para hacer unas cortinas es demasiado alto, pues se necesitan varios metros de tela para confeccionarlas.
Por ello, en su lugar se utilizan imitaciones de este tejido más accesibles económicamente. Son mucho más habituales y accesibles los visillos, que se confeccionan en tejidos vaporosos.

Vía: Portae

BlogHogar.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos