Escrito por Tendenzias

Papel vinílico o arpillera para revestir paredes del hogar.

Además de los conocidos papeles pintados comunes, existen otros materiales para revestir paredes. Por regla general se aplican utilizando la misma técnica que se emplea con los demás, y que ya explicamos con anterioridad, aunque hay detalles que pueden variar según el producto que se elija. Los aspectos que se logran pueden variar mucho, en esta oportunidad mencionaremos a la arpillera, este material le da un aspecto más rústico a la habitación.

Papeles vinílicos

Una vez encolados,los papeles vinílicos tienen que colocarse inmediatamente. Aplicar cola hasta los mismos bordes de las piezas. Para decapar estos papeles, despréndalos simplemente dejando en la pared su papel protector, que puede decaparse a su vez o dejarse como papel forro.

Arpilleras para revestir

Hay arpilleras con dorso de papel o sin él, aunque las primeras son más sencillas de colocar, puede que haya más variedad de las segundas. Utilice un adhesivo de uso general y aplíquelo con rodillo sobre la pared y sobre el dorso de la arpillera, sin saturarlo. Dejar un margen para recortar arriba y abajo, y otro adicional de 2 cm para montar cada tira sobre la contigua. Divida la pared en secciones, cada una de las cuales tendrá que medir 2 cm menos de ancho que la arpillera. Aplique el adhesivo y pegue cada tira, alisándola con ayuda del rodillo pequeño, a excepción de las que se tienen que montar. Deje secar el adhesivo. Con una cuchilla bien afilada apoyada en el borde recto de una regla de metal, corte las dos capas en las partes montadas; despegue las tiras y encole la parte de pared situada detrás. Presione con cuidado las uniones con un rodillo de fieltro.

BlogHogar.com

Newsletter