Escrito por Tendenzias

Cómo hacer pasta flexible para manualidades

Si eres una apasionada de las manualidades, el post de hoy ¡te va a encantar! Vamos a ver cómo hacer pasta flexible para manualidades en casa, de manera rápida y muy barata.

Este tipo de pasta es una de las más utilizadas en las manualidades y decoraciones caseras. Triunfa porque es una pasta fácilmente maleable, como la plastilina aunque más ligera. Y al secarse endurece quedando una textura dura pero resistente. No se rompe fácilmente. ¡Lo tiene todo!

Además, se trata de un material no tóxico que se puede usar con niños sin ningún peligro. Verás que es un material muy versátil y útil. No vas a poder parar de hacer manualidades con pasta flexible.

Cómo hacer pasta flexible

Hay muchas formas de hacer pasta flexible, y en Internet verás que la llaman de otras maneras: masa flexible, porcelana fría (aunque en realidad es una variante de la que vamos a ver), pasta de modelar…

Nosotros vamos a ver dos de las recetas más económicas a lo largo de este artículo. Que además son rápidas y fáciles de conseguir.

Lo que todas las recetas sobre cómo hacer pasta flexible tienen en común es que el acabado final es blanco. Por lo que luego debes teñir la pasta en los colores que vayas a necesitar en tus manualidades. Nuestra recomendación es que sólo compres tintes de los colores básicos, y consigas los demás a base de mezclar bolas de pasta flexible de esos colores.

Los tintes que puedes utilizar son los líquidos, en polvo o en pasta. Los colorantes alimenticios son perfectamente útiles para teñir este tipo de pasta. Eso sí, ten cuidado de no teñirte las manos, aunque se va bien, son colores fuertes que impregnan todo.

Materiales para hacer pasta flexible

Lo que necesitas para hacer pasta flexible casera es:

  • Harina de trigo: 150 gramos
  • Cola blanca vinílica o de carpintero: 170 gramos (no sirve lacola blanca escolar, cuidado con esto)
  • Maizena: 25 gramos
  • Crema hidratante de manos: una cucharada
  • Aceite: una cucharada (tanto de aceite de oliva como de girasol, ambos son válidos)
  • Vinagre: 4 gotas

Además de esos materiales debes contar con un bol en el que empezar a hacer las pasta, y una mesa o superficie plana en la que amasar. Estos elementos deben estar muy limpios para no estropear la pasta, ¡y completamente secos!

Para poder conservar la pasta flexible para manualidades hay que envasar en plástico cada trozo, de manera lo más hermética posible. Si se quiere se puede congelar sin que se estropee la pasta.

Aunque no te sobre mucho de cada color puedes conservarlo para futuras manualidades.

Cómo hacer pasta flexible paso a paso

Con las manos limpias hay que mezclar en un bol la harina con la cola de carpintero. Después hay que añadir la maizena, y se sigue amasando hasta que esté todo integrado. El siguiente paso es añadir la crema hidratante, y seguir amasando hasta que todo vaya empastando junto. En ese momento se añade el aceite para ligar más fácilmente la masa, y por último el vinagre.

La masa debe amasarse hasta alcanzar una consistencia similar a la plastilina. Consejo: nunca añadas agua. La masa se estropeará y no alcanzará la consistencia adecuada.

Este tipo de masa requiere un amasado un poco pesado, ya que hay que repetirlo entre ingrediente e ingrediente. Pero el resultado final merece la pena. La pasta flexible es totalmente maleable y se puede manejar incluso en cantidades muy pequeñas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Y al ser tan fácil de amasar y manejar, puedes mezclar diferentes colores para crear nuevos acabados fácilmente. Es como plastilina, solo que menos tóxica.

Si ves que tus manualidades se resquebrajan al secar, puede ser por la cola o pegamento. Este debe ser de buena calidad para que el acabado quede terso y bonito.

Manualidades con pasta flexible

Esta pasta flexible se utiliza para hacer muchas manualidades diferentes, principalmente figuritas decorativas. Pero antes de despedirnos queremos traerte unos cuantos ejemplos de cosas que puedes hacer con ella, y que quedarán perfectos cuando se sequen.

Una de las más sencillas son las manualidades con pasta flexible para hacer llaveros. Consiste en realizar diferentes figuras, de un tamaño medio para que sean cómodas de llevar, y añadirles un ganchito. El gancho lo insertarás en la masa antes de dejarlo secar, y lo fijarás con un poco de cola. Al secar quedará todo unido, y podrás insertarlo en la arandela de un llavero. 

Con el mismo proceso puedes crear portafotos. Haces la figura de pasta flexible que quieras, y antes de que seques le clavas un palillo. En el otro extremo puedes pegar un clip o una pinza pequeña con la que sujetar las fotografías.

Y si te atreves con las manualidades en miniatura, lo tuyo puede ser la bisutería. Están muy de moda los pendientes y las pulseras con adornos hechos de pasta flexible. Gustan a todos y te permiten llevar la bisutería personalizada que siempre has querido.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Son figuras difíciles de crear ya que el tamaño debe ser muy pequeño, pero la flexibilidad de la pasta te permitirá conseguir todo lo que te propongas. Y como en los otros casos, antes de secar la pasta debes insertar el gancho del pendiente o de la pulsera.

Con una rápida búsqueda en Internet encontrarás multitud de ideas con las que hacerte pendientes adecuados para todo tipo de ocasiones. Puedes hacerlos más informales, como en la imagen de arriba, o más serios con figuras geométricas o en plano.

Vídeo de cómo hacer pasta flexible

Además de la receta que te hemos dado antes sobre cómo hacer pasta flexible para manualidades, hay una todavía más fácil. Puedes hacer esta pasta sólo con maizena, crema corporal y pegamento, en menos de 1 minuto.

Como ves, los materiales son muy sencillos de conseguir, y el resultado es muy similar a la receta anterior. ¡No te pierdas este vídeo explicativo!

Aprende cómo hacer otras manualidades con Blog Hogar en los siguientes artículos:

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

BlogHogar.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos