Escrito por Tendenzias

Por qué algunas tortas fracasan

Como comentamos en anteriores ocasiones, no siempre una torta o pastel sale de la forma esperada, y esto a veces va más allá de cumplir o no con la receta a seguir. Pero en otras ocasiones por hacerla mejor uno puede hasta exagerar en ciertas cantidades y esto resulta contraproducente. Añadimos algunas causas por las que los resultados nos decepcionan.

1) No crece:

Horno demasiado caliente – Poco polvo de hornear – Poco batido – Insuficiente cantidad de huevos y manteca -Huevos poco frescos.

2) Grano muy grueso:

Demasiada azúcar – Horno frío – Exceso de polvo de hornear – Poco líquido – Exceso de yemas de huevo o de manteca – El batido espera demasiado antes de ir al horno.

3) Textura despareja:

Demasiado líquido – Poca azúcar – Ingredientes mal mezclados – Temperatura incorrecta del horno.

4) Torta pesada:

Demasiada cocción – Exceso de claras – Horno frío – Huevos poco batidos – Poca manteca y azúcar.

5) Se rompe con facilidad:

Exceso de azúcar o de manteca – Pocos huevos.

6) Se levanta con un pico en el centro:

Poca manteca y azúcar – Poco polvo de hornear – Falta de líquido – Exceso de harina – Homo muy caliente.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

El éxito de una torta a veces depende del molde que se use. Una regla es que la mezcla para las tortas siempre deberá llegar hasta las 3/4 partes. Todos los ingredientes de una torta deben estar a temperatura ambiente en el momento de la preparación. Las claras deben ser batidas a nieve. Estas deben formar picos que se mantengan firmes, pero que no se separen en copos. La manteca debe estar blanda antes de batirla con el azúcar, de esta forma se disuelve mejor y la mezcla resulta de textura más fina. El molde se debe colocar en el centro del horno. No se deberá abrir el horno hasta transcurrido la mitad del tiempo indicado en la receta.

BlogHogar.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos