Escrito por Tendenzias

10 remedios caseros contra las cucarachas

Si cuando escuchas a la gente hablar del helado de vainilla con cookies, no piensas en galletas. Si cuando alguien te dice que tienes un bolso muy cuqui, piensas que está lleno de bichos, tienes un problema serio. Se llama cucarachas.

Ojo, no es un problema para avergonzarse. Pasa en las mejores familias y por causas ajenas a los afectados. Y es que, por muy limpia que tengas la casa, si se te cuela una colonia de estos asquerosos bichos en casa, date por fastidiada. O no. Siempre tienes la opción de aplicar estos 10 remedios caseros contra las cucarachas, y evitar que tu casa se convierta en un criadero.

Las cosas como son, muchos de estos consejos no están probados científicamente, ni están constatados por la Universidad de Michigan, pero funcionan. Y aunque esperemos que no tengas que probarlos, nunca está de más conocerlos.

10 remedios caseros contra las cucarachas

Bicarbonato y azúcar

Tan sencillo como tener en casa bicarbonato y azúcar para crear una trampa mortal y muy dulce para tus nuevos y pequeños inquilinos. ¿Demasiado sencillo? ¿Por qué iba a ser complicado?

Tan sólo tienes que combinar el azúcar con el bicarbonato, en proporciones similares. Una vez tengas la mezcla hecha, colócala en varios puntos de la casa, sobre todo por donde sospeches que están entrando. El método es tan simple como que el azúcar y su dulzor atrae a los bichos y hace que se coman la combinación. Lo que no saben es que el bicarbonato hace una reacción que flipas en el interior de su sistema estomacal, tan potente que las mata bien muertas.

Laurel

Aunque no hayas oído hablar de él, el laurel uno de los remedios caseros más usados desde tiempos inmemoriales. Y sí, éste es uno de los casos a los que nos referimos de la base científico. No sabemos por qué funciona pero funciona y eso es lo que vale. Aunque lo más plausible sea que la presencia del laurel y su potente olor, sirva para ahuyentas a las cucarachas. Curiosamente, les atrae el olor de las heces, pero les apesta el laurel. Curiosa especie.

Así las cosas, bastaría con repartir algunas hojas de laurel por la casa y dejarlas actuar como repelente oloroso de los bichos. Funciona.

Café

Al igual que pasa con el azúcar, el olor del café gusta mucho a las cucarachas. Tenemos más cosas en común con ellas de las que pensamos. Y claro, este punto podemos utilizarlo a nuestro favor.

Tan sencillo como coger un barreño con agua y verter algo de café molido en él, lo suficiente para que emita olor y atraiga a los bichos. Una vez que entren en la cubeta, llamados por el olor del café, morirán ahogados de forma lenta y dolorosa. Muajajaja. Game over, cuquis.

Aceites esenciales

Este remedio casero es uno de los más desconocidos, pero también de los más efectivos. Resulta que las cucarachas tienen en los aceites esenciales, un enemigo letal. Una vez que lo sabemos, aprovechémoslo. Tendremos un olor glorioso en la casa y un ambiente cuquis free.

Lo más aconsejable es empapar varios algodones, gasas o una esponja troceada con estos aceites y repartirlos por la casa. Eso sí, toca renovarlos cada tres días porque el aroma que expulsa a los bichos se evapora. Por cierto, romero, lavanda y menta son los olores que menos soportan. Elige el tuyo.

Crotalaria

Esta planta no es muy conocida, salvo que seas habitual de herbolarios y tiendas especializadas. Lo cierto es que entre las funciones de la Crotalaria, está la de ser un repelente natural tremendo para las cucarachas. Y ojo, no hace falta esparcirla por la casa, sino tenerla en una maceta y dejar que actúe. Mano de santo.

Ajenjo

En muchos foros se conoce como hierba santa y vaya si lo es. No sólo se usa para luchar contra cucarachas, sino contra otras plagas. Tan sencillo como hervir unas hojas de ajenjo en infusión, meter el líquido en un difusor y rociar la casa.

El olor es muy agradable y hogareño, pero además espanta a las cucarachas como alma que lleva el diablo. Ojo si tienes mascota, pues su consumo puede ser muy nocivo para ellos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Pepino

Al igual que pasa con muchos humanos con las ensaladas, el olor del pepino ahuyenta a las cucarachas. Sólo tienes que cortar unos trozos de pepino y colocarlos en las zonas concretas donde tengas cuquis. Eso sí, es posible que cambies cucarachas por hormigas. Tú decides. Es ir a mejor pero no salir del problema.

Amoniaco

Otro remedio radical. El amoniaco es un desinfectante tremendo que se usa para limpiezas extremas en la casa. Y sí, en este saco de extremo entran las cucarachas.

Eso sí, si quieres poder entrar en tu casa, mézclalo con agua y friega el suelo con el resultado. Aún así, el olor será insoportable para los presentes durante un tiempo.

Pegamento

Si los seres humanos nos quedamos pegados a todo con el pegamento, qué no pasará con un bicho que mide lo que medio dedo. Pues que se quedará pegadísimo. Coge un cartón o una tabla, centros comerciales para las cucarachas, y príngalo de pegamento.

Para hacerlo más atractivo, échale algo de azúcar. Serás el paradigma de la lucha contra las cucarachas. No todos los héroes llevan capa. Pegatinas y cinta americana también vale.

Insecticida casero

El último caso es el más natural: un insecticida casero. Eso sí, no pienses en Zotal, en lejía o en nitrógeno. Tan sencillo como echar agua y jabón en un frasco y pulverizar toda la casa.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Aunque parezca broma, esta mezcla es letal para las cucarachas, que pasan de nacer y crecer a morir directamente, dejando la reproducción para otras compañeras. Vamos, que tras leer este post, tienes la Licenciatura de killer de cucarachas.

También te puede interesar:

BlogHogar.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos