Escrito por Tendenzias

Técnicas para decorar paredes

ambiente2_94.jpg

La pintura es un material económico, fácil de aplicar y con enormes posibilidades decorativas.
Las opciones van desde una pintura lisa (un color por habitación o en combinación de dos o más colores en distintas paredes) hasta las diversas técnicas de efectos decorativos (pátina, esponjeado, trapeado, etc.).

La pintura lisa aporta un acabado limpio a la decoración siempre que el color o los colores elegidos sean los correctos. Existen en el mercado una enorme cantidad de calidades y tipos de pintura, además de una variedad infinita de colores a elección.
La pátina es un acabado que se aplica en las últimas capas de pintura, cuyo propósito es lograr un efecto trasparente entre la pintura de base (previa a la pátina) y la pintura propia de la pátina. Esta técnica puede ser aplicada tanto en paredes como en objetos, pisos y cualquier otro tipo de superficie.

Para llevar a cabo la pátina se requiere pintar la superficie que deseamos patinar con una base de color a elección (y dejar secar) o también se puede trabajar sobre la base existente, siempre que esté en buenas condiciones.

Las pátinas en paredes de obra se trabajan de forma diferente a la madera.
En las pátinas de paredes de obra siempre es la misma pintura: látex con látex, sintético con sintético.
La pátina en paredes suele ser más suave que en otras superficies más pequeñas. El falso estucado  es la técnica que mejor se adapta a paredes.
El esponjeado es una de las técnicas de pátina más fácil de realizar. El esponjeado consiste en golpear suavemente o frotar (según el efecto que se desee) sobre una superficie con una esponja para lograr una pátina manchada. El diseño resultante varía según la textura de la esponja, sea ésta natural (vegetal o marina) o sintética.

Las esponjas marinas siempre tienen mayor textura que las sintéticas. Sin embargo se puede fabricar un “aplicador”con un trozo de esponja sintética, realizándole cortes o quemaduras con una varilla de metal caliente.
El trapeado podría ser un falso estucado si no fuera porque se aplica de modo más agresivo, haciendo más visibles los arrastres del trapo. A diferencia de la técnica anterior, aquí el diseño puede realizarse con golpes suaves del trapo sobre la superficie, arrastrando el lienzo o haciéndolo rodar hasta formar el trazo elegido. También se pueden lograr dibujos pasando el trapo en círculos o rayas.
El empapelado reúne cualidades de diseño y prácticas. Es un material fácil de colocar, disimula las imperfecciones de la pared y aporta personalidad, diseño y calidez al ambiente. Conviven en el mercado una enorme variedad de papeles, estampados y texturas.
El microcemento, utilizado en paredes, es un recurso de numerosas aplicaciones. Con un material cementicio pigmentado de 2 a 3 mm de espesor se puede colocar sobre cualquier superficie existente sin necesidad de levantar el revestimiento actual: cerámica, azulejos, piedra.

Por tratarse de un material fácil de colocar (siempre por mano de obra especializada), rápido y sin necesidad de extraer el revestimiento anterior, el microcemento alisado es un material ideal para cambios rápidos y determinantes en la decoración.

Se puede aplicar en zonas húmedas como baños y cocinas, y continuando con las mesadas. Además, tanto en paredes como en pisos, el microcemento alisado se puede aplicar en interiores y exteriores.

Vía: estiloambientacion

BlogHogar.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos