Utilizando colores en la decoración: el azul
0 votos

Utilizando colores en la decoración: el azul

interior-habitacion_azul.jpg

Su facilidad para combinar lo convierten en uno de los más utilizados
El azul es uno de los colores primarios en pintura y además está considerado como color frío puesto que carece de calidez, sobre todo en sus tonos más oscuros.
Así que a modo de contraste el azul será una buena elección para pintar habitaciones calurosas.


La utilización del azul claro en nuestras paredes es muy recomendable para estancias pequeñas ya que este color da una sensación de alejamiento que otorga unas dimensiones irreales de espaciosidad a las habitaciones.
Para pintar habitaciones oscuras es mejor olvidarse del azul y elegir colores claros, de lo contrario se dará una impresión de frialdad nada conveniente para estancias de descanso.

Una apuesta sobre seguro es combinar el blanco con el azul puesto que este último resaltará especialmente aunque también puede dar un buen resultado al combinarlo con muebles antiguos.

Cómo combinar el azul:

El azul en sus tonos más fuertes e intensos combina bien con el blanco, el dorado, el amarillo, los cremas y tonalidades medias de verde, aunque hay propuestas con rojo y naranja fuertes que pueden ser muy atractivas.

En general, estos azules oscuros suelen utilizarse con acierto en habitaciones con decoración suntuosa. .

El azul profundo puede ser el fondo perfecto para colores fuertes como el rojo o blanco. Esta versión del azul es muy recomendable en pequeñas dosis, pero como color dominante crea una sensación de frialdad y oscuridad nada conveniente.

El azul claro y pálido, combina bien con naranjas, amarillos, rojos tierra y hasta lila. Los azules grisáceos, por su parte, generan armonía al lado de cremas, perla y rojos tierra. Esta variedad de azul es muy frecuente verla en pintura decorativa porque amplían estancias pequeñas y se puede combinar con gran facilidad. Este tono debería de tenerse muy en cuenta en habitaciones que no están orientadas al norte.

Los azules verdosos como puede ser el turquesa, se ven realzados con los colores cálidos como son los naranjas y los castaños. En general, el color azul es una apuesta sobre seguro ya que ofrece una gran cantidad de combinaciones, en sus tonos pálidos ofrece un efecto apaciguador excelente para el descanso.

Vía: Bricocanal

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>