BLACK FRIDAY de Amazon, no te pierdas sus ofertas, te dejamos un enlace con las mejores rebajas
Escrito por

Algunas ténicas de pintura para cambiar la decoración.

Es natural que todo lo que implique un cambio en la decoración sea algo en lo que no se sepa por donde comenzar. El primer paso es hacer pruebas de color en un rincón discreto, como por ejemplo detrás de la puerta. Aunque sea difícil tomar una decisión, hay que tener paciencia y se irá notando como todo va madurando hasta que un buen día, casi de repente, se aclararán las ideas y se sabrá exactamente lo que se quiere. Es cuestión de atreverse y optar por algo impactante y divertido; no hay que conformarse con pintar la pared de modo convencional.

Para preparar las paredes

Cuando se haya tomado la decisión por un tono, hay que tener en cuenta que se deberá aplicar a la pared una base densa y de color más oscuro que el que se haya elegido, pues al frotar el fondo éste se aclarará.

Si las paredes llevan menos de doce meses enyesadas no se debe utilizar una emulsión con base de vinilo. En este caso es importante que se pinte con una base que permita respirar al yeso porque, de no hacerlo así, la pintura puede saltar. Si la pared no está recién enyesada, entonces se puede utilizar tranquilamente pinturas acrílicas con acabado mate o satinado. Para pintar el recibidor y hacerlo más personal es bueno utilizar una mezcla de pinturas a fin de que la pared adquiera una textura más rica, que no podría tener con una base de color uniforme. Si se utilizan pinturas no acrílicas, aplicar una capa superior de color blanco para que adquiera profundidad y, al cabo de 12 meses, un barniz acrílico con base acuosa para oscurecer el tono.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos