Escrito por

Aromatice con hierbas

Aromatizar aceites y vinagres es una costumbre de los países mediterráneos, y que no sólo renueva sino que enriquece nuestra cocina. Aquí le damos algunas ideas para poner un toque diferente a sus comidas:

Aceite con romero.

Poner en una botella aceite de oliva. Colocar una ramita de romero y un trozo de guindilla. Agregar granos de pimienta, tapar y dejar macerar un mes. Añadir más aceite a medida que se va consumiendo. Usar con pescados, palta y carne.

Aceite con laurel.

Llenar una botella con aceite de oliva o de girasol. Poner dos o tres hojas de laurel fresco. Agregar, si prefiere, unos granos de pimienta, tapar y dejar macerar lejos de las fuentes de calor. Usar en ensaladas con queso y tomate.

Aceite con mejorana.

Poner aceite de maíz en un frasco, agregar mejorana y uno o dos dientes de ajo enteros. Dejar macerar unas semanas. Usar en ensaladas, sobre pizzas, en pan, en marinadas y en fondos con vinagreta.

Aceite con ajo.

Usar aceite de oliva, maíz o mezcla. Poner en una botella y agregar dientes de ajo enteros, lavados, secos y aplastados. Dejar macerar una semana, luego agitar el recipiente de vez en cuando para que los trocitos de ajo se desprendan y pasen al aceite. Usar, con pescados aves y carnes.

Para perfumar los vinagres, de vino o manzana, proceda de la misma manera que con los aceites: el vinagre más la hierba, especia o fruto, lavado y seco, que se deja reposar durante un mes. Se pueden emplear en ensaladas, adobos y marinadas.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos