Escrito por

Cómo ahorrar en la factura de la luz gracias a Podo

La Red Eléctrica de España, operador del sistema eléctrico nacional, ha confirmado que el momento de mayor consumo en 2018 se registró el 8 de febrero a las 20.24 horas con 40.947 megavatios, un 1% inferior al máximo del año 2017 y casi un 10% por debajo del máximo histórico de 45.450 megavatios que se produjo en diciembre del 2007.

Unos números que apenas son un pequeño indicativo del gasto anual de los hogares en electricidad. Una factura media que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), se sitúa ya en más de 750 euros, lo que supone un crecimiento del 55% en una década, ya que en el 2007 el gasto anual de luz no llegaba a los 480 euros.

A la vista de estos números, el crecimiento del gasto en electricidad no tiene parangón con otros servicios básicos como puedan ser el agua o el gas. Si lo que deseas es llevar un control de tu gasto, aprende a calcular el consumo de electricidad con Mi Podo, la nueva comercializadora independiente de luz y gas que apuesta por la sencillez y el ahorro.

Podo apuesta por el ahorro en la factura de la luz

La factura de la luz viene siendo desde hace unos años uno de los principales enemigos del bolsillo de todos los españoles. El precio de la electricidad no para de subir, hasta el punto de que muchos hogares no pueden asumir el gasto mensual y anual que se produce.

Es por esta razón por la que desde hace algo más de dos años viene operando una compañía como Podo. Una comercializadora independiente de luz y gas que no solo apuesta por el ahorro a partir del control del consumo que puede hacer cada cliente, sino que también ofrece en la actualidad las mejores tarifas personalizadas del sector energético en nuestro país.

Porque, aunque no lo creamos, una parte de la responsabilidad de las facturas tan elevadas la tiene el propio consumidor, especialmente cuando hace un uso indebido del consumo de luz derrochando energía o manteniendo una potencia eléctrica por encima de las necesidades de su vivienda.

El control del consumo

El mal uso de los recursos energéticos con los que contamos es un factor que puede determinar el incremento en el precio de la luz de una vivienda. Es un tipo de consumo que prácticamente se suma a la tarifa sin que apenas nos demos cuenta, ya que en ningún momento podemos llevar el control de dicho consumo con las energéticas convencionales.

Sin embargo, Podo pone solución a esto con una serie de herramientas muy útiles para sus clientes. Una vez nos hayamos dado de alto con esta compañía, dispondremos de una cuenta de usuario desde la que podremos llevar a cabo de forma diaria un control de nuestro consumo energético mensual.

De esta forma, vamos a poder saber a tiempo real el gasto que llevamos acumulado para que la factura final no nos coja por sorpresa. Al mismo tiempo, desde esta cuenta de cliente podremos gestionar nuestras alertas de consumo, que nos avisarán en el momento en el que nos hayamos excedido de los límites de gasto establecidos.

La tarifa de discriminación horaria

Por otro lado, esta compañía también ofrece a sus clientes tarifas personalizadas adaptadas al horario de cada uno, lo que puede suponer una ventaja más que interesante a la hora de ahorrar energía. Es lo que se conoce como la tarifa de discriminación horaria, en la que el precio del kilovatio hora no cuesta lo mismo a todas las horas del día.

La tarifa de discriminación horaria se basa en reducir el precio de la luz durante las horas valle (de 22.00 a 12.00 en invierno y de 23.00 a 13.00 en verano). Si nos acogemos a esta tarifa, el ahorro de luz podría llegar concentrando el consumo principal del hogar durante esas horas. Una tarifa que puede venir muy bien para aquellas personas que pasan gran parte del día fuera de casa.

La optimización de la potencia eléctrica contratada

Otro aspecto fundamental en el ahorro de la luz es la potencia eléctrica contratada. Muchos usuarios están pagando una factura más elevada al disponer de una potencia eléctrica que no se ajusta a sus necesidades.

La compañía Podo se encarga de optimizar la potencia eléctrica de cada vivienda para que podamos escoger la más adecuada para nuestro hogar. De esta manera, vamos a disfrutar de un mayor ahorro y seguridad en la energía que dispongamos.

Tal y como podemos ver, Podo es una comercializadora que nos ofrece una serie de puntos claves para incentivarnos en el ahorro. Una oportunidad más que interesante para reducir gastos ahora que tenemos bien claro que el precio de la luz seguirá subiendo en los próximos meses.