Escrito por

Cómo cuidar las plantas de interior( Tercera parte)

dracaena1.jpg

Hoy te aconsejaremos acerca de la importancia de la tierra y la temperatura

En su origen,  las plantas de interior proceden de las selvas tropicales donde a lo largo de miles de años lo residuos de otras plantas y árboles han ido generando un suelo vegetal, mullido, repleto de materia orgánica y generalmente con un PH (alcalinidad-acidez ) mas bien ácido.

Los horticultores hoy, gracias a las turbas, abonos y otros compuestos minerales han ido elaborando tierras especiales para cada cultivo. A estas tierras les llamamos sustratos.

Nuestro consejo es utilizar, cuando necesite cambiar a mayor su recipiente, sustratos adecuados.

No olvide nunca que un buen drenaje es fundamental para evitar el encharcamiento del agua en el tiesto o la jardinera .

El encharcamiento provoca hongos y bacterias nocivas que darán al traste con su planta. Es muy aconsejable poner gravilla o perlita o grava volcánica en el fondo de cada recipiente (entre 4 y 6 centímetros ) esto impedirá la acumulación de agua en la base de la maceta.

Respeto a la temperatura, el trópico se caracteriza por tener temperaturas altas (entre 20 y 30 grados centígrados ).

Nuestras viviendas, si tienen una temperatura confortable, están entre los 20 y los 23º. Esa temperatura agrada a las plantas pero la temperatura doméstica suele ser desigual y eso ya no les agrada a nuestras protagonistas.

Le recomendamos, evitar cambios bruscos de temperatura puede dañar irreversiblemente.

No olvide que cuando Ud.se tiene que abrigar con una manta hace frío en la casa y probablemente ud. no recuerde que las plantas, por su origen, también necesitan abrigarse.

Pero tampoco es buena la calefacción si es excesiva. Equilibrio, no cambios bruscos es la clave.

Artículos relacionados: Cómo cuidar las plantas de interior (Segunda parte)

Vía: euroresidentes

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos