Escrito por

Cómo decorar espacios pequeños en casa

La decoración de un hogar puede ser una de las tareas más divertidas, entretenidas y creativas pero hay espacios que pueden resultar más difíciles. Os contamos cómo decorar un espacio pequeño en vuestro hogar.

Decorar espacios pequeños

Decorar un espacio pequeño no siempre resulta una tarea sencilla pues, aunque sea pequeño, sigue suponiendo un espacio clave en la armonía de cualquier estancia. Por ello, nos hemos planteado qué pasos son los que nosotros damos en la decoración.

Siempre que vayáis a decorar un espacio, con independencia del tamaño, es importante que podáis visualizar qué estilo es el que queréis para esa habitación o qué sensaciones son las que estáis buscando. Para nosotros, es el paso principal para la decoración y para la vida: saber lo que uno mismo quiere.

Después, cuando uno sabe qué sensaciones o estilo es el que está buscando, será el momento de plantearse cómo conseguirlo: mobiliario, colores, ordenación, suelos, decoración de paredes… Un ejemplo sencillísimo de lo que os quiero transmitir lo tenéis en los muebles para entradas y recibidores originales, pues con muy pocos elementos podéis conseguir un gran cambio.

Yendo más a lo concreto, hay algunos aspectos que para nosotros son importantes tener en cuenta y resultan básicos, aunque a veces pasan desapercibidos:

  • El significado de los colores, pues si estás buscando una sensación concreta podrás ver qué colores pueden o no aportarla. Ejemplo, el color amarillo suele generar una sensación de vitalidad y el azul está relacionado con sensaciones de calma y tranquilidad.
  • Tened en cuenta también los efectos que generan dichos colores. El blanco y los tonos claros suelen generar mayor sensación de amplitud, los colores oscuros o tonalidades oscuras pueden dar la sensación de estar en un espacio más pequeño.
  • Combina los colores. ¿Quieres vitalidad para una habitación o espacio pequeño? Puedes utilizar un color blanco o claro para las paredes o el mobiliario e incluir colores vivos y vibrantes a través de pequeños objetos decorativos. De esta forma, ganas sensación de amplitud sin perder vitalidad.
Decorar espacios pequeños vertical

Si eres una persona que le gusta aprovechar al máximo el espacio, plantéate buscar muebles y elementos para dicha estancia que tengan una doble funcionalidad. Ejemplos sencillos: un sofá cama, una estantería baja que sirve de almacenamiento pero también decoración, etc. Los precios pueden variar mucho de un modelo a otro, un ejemplo lo tenéis en la web de Menamobel, donde podéis encontrar estos artículos en diferentes tamaños, tejidos, precios y estilos.

La decoración vertical también va a ser una de las claves a tener en cuenta. Si hay poco espacio a lo ancho, piensa en aprovechar el espacio en vertical con el que cuenta tu casa. Ya lo decía Marie Kondo en su libro La magia del orden, “La verdadera vida comienza después de poner tu casa en orden” y aprender a aprovechar todos los espacios para tener una casa más organizada, va a ser la clave para que os encontréis a gusto en vuestro hogar.

Los espejos, las vitrinas y los estantes abiertos pueden ser una de las opciones más interesantes a las que puedas acceder. El mayor temor que hay a la hora de decorar una estancia pequeña es que genere la sensación de que es más pequeña de lo que parecía en un principio. Por ello, estos tres elementos pueden ser ideales para incluir armarios pero sin que parezca todo muy cerrado, sino que se juegue con la propia percepción.

Menos es más. Cuando se trata de habitaciones pequeñas es importante tener en cuenta que a veces es mejor seguir la doctrina de menos es más, que llenar todos una estancia de cosas. Con pocos elementos uno puede conseguir un espacio amplio y bien aprovechado.

¿Quieres más trucos e ideas? No te pierdas la imagen que te presentamos a continuación (puedes pinchar sobre ella para que se haga más grande)