Escrito por

Cómo elegir el papel para las paredes del hogar

La utilización del papel pintado para empapelar las paredes depende por lo general, de las condiciones climatológicas del lugar en que habitemos. Si es frío, resulta natural hacerlo, al menos en las casas de la ciudad, mientras que si es cálido, lo más corriente es pintarlas.

Claro que si comparamos, el empapelado es más caro, aunque también más duradero.

Por lo general una habitación empapelada es casi siempre más caliente y acogedora que una pintada. Pero hay que tener mucho cuidado al momento de elegir un diseño ya que siempre será más agradable una pared pintada en tonos acertadamente escogidos, que un papel de mal gusto.

El papel pintado debe escogerse con un cuidado aún mayor, que el color de la pintura, pues influye más en el efecto general de la habitación. Un papel claro la hace parecer más amplia, y un papel oscuro, más pequeña. Las habitaciones con luz moderada no deben empapelarse en colores oscuros. Para las habitaciones orientadas hacia el norte es acertado usar tonalidades cálidas y agradables, y para las orientadas hacia el sur, tonalidades grises o pastel, no demasiado cálidas

Si los muebles son buenos, el papel ha de ser discreto, pues no destacarían ante uno de color fuerte, con dibujos llamativos. Si sabemos que colgaremos cuadros es conveniente evitar los papeles que tengan motivos expresivos, así evitaremos discordancias entre los estilos de ambos.

No es necesario que todas las paredes de la habitación estén igualmente decoradas. Por ejemplo, la pared frontal de una habitación estrecha puede empapelarse utilizando un color más fuerte que en el resto.