Cómo elegir un radiador de aceite

Una de las grandes ventajas del radiador de aceite es que se trata de un radiador eléctrico portátil que suele ser fácil de trasladar de una estancia a otra pero ¿eso es todo en lo que tienes que fijarte? Claro que no. Te contamos con más detalle cómo elegir un radiador de aceite para tu casa.

El radiador de aceite se trata de un radiador eléctrico portátil, que funciona por la inercia de los fluidos. Su exterior está formado por un cuerpo de metal (lo más habitual es que sea hierro) y en su interior hay una resistencia eléctrica junto con un líquido termoconductor -el aceite- que hace que se caliente toda la superficie cuando se enciende.

A su vez, este líquido puede hacer que el radiador siga calentando incluso cuando ya se ha apagado y su termostato hace que detenga el consumo eléctrico una vez que ya ha llegado a la temperatura deseada. El tipo de calor que emite es suave, no reseca el ambiente.

Si quieres un radiador de este tipo debes de fijarte en que tenga ruedas, lo que te va a permitir transportarlo cómodamente de un lugar a otro. Comprueba su peso también, los modelos más antiguos pesan bastante, los actuales depende.

Una de las ventajas es que no requiere de instalación, puesto que simplemente hay que enchufarlo a la corriente y ya funciona pero, ahí es donde nos toca hablar del consumo eléctrico. Es muy importante que compruebes que el modelo escogido se trata de uno de bajo consumo, puesto que al ir conectado directamente a la electricidad puede salirte caro este tipo de sistema de calor. Se suele recomendar como un sistema de calefacción ocasional o complementario, no como el sistema de calor general para toda la casa.

Para calcular el tipo de potencia necesario, en general suele ser para una altura de 2,5 m calculamos 100 W por metro cuadrado, siempre que se trate de una estancia bien aislada. Si se trata de estancias con un aislamiento medio o inferior el nivel de potencia va en aumento. También hay que tener en cuenta el clima habitual, no es lo mismo el frío del norte que en el sur.

En el caso de que quieras utilizar el radiador de aceite en un espacio muy pequeño, ten en cuenta que se aconseja ubicarlo a una distancia mínima de 50 cm del resto de elementos, como muebles o cortinas.

Si quieres este radiador de aceite para el baño o un espacio exterior, no es recomendable. Mejor busca otro tipo de sistema de calor. Al igual que otros sistemas de calor, no puede ser cubierto, por lo que si quieres utilizarlo para calentar la ropa o secarla tienes que colocarla en una silla próxima pero a una distanciad e 50 cm.

También te puede interesar