Cómo hacer velas fácilmente en casa

Ahora que ha comenzado el otoño, y especialmente durante las tardes más frías del año (sobre todo en invierno), parece que hay algo de especial si encendemos alguna vela en casa. El ambiente se torna íntimo, cálido, y puede convertirse en un momento único y diferente. Aunque podemos encontrar velas fácilmente en la mayoría de tiendas de decoración y del hogar, ¿sabías que también se pueden hacer en casa? Con una ventaja añadida: puedes escoger qué ingredientes usar, e incluso si quieres que tengan aroma o no.

Cómo hacer velas

Si te apasiona el diseño del hogar, es evidente que ya sepas que los proyectos de manualidades y de bricolaje son una opción excelente para trabajar por ti mismo/a en una decoración de nuestra propia casa tan hermosa como única. Pero en ocasiones puede no ser tan divertido o simple.

Las velas son una de esas opciones maravillosas, infinitamente personalizables, clásicamente hermosas y con muchísimas posibilidades. Lo cierto es que es manualidad tan versátil que puedes crear una amplia variedad de velas. ¿Te animas? Te explicamos a continuación los pasos básicos. Luego simplemente podrás cambiar los ingredientes (en especial los aceites esenciales que brindarán su enorme poder aromático).

¿Cómo hacer nuestras propias velas en casa?

A la hora de elaborar nuestras velas caseras necesitas: un paquete de cera de soja (ideal para hacer velas), un paquete de mechas de velas grandes, una botellita de aceite esencial (el que más te guste), una espátula, un recipiente a prueba de calor, un termómetro y un par de palillos o lápices.

1. Mide la cantidad de cera que necesitas

Antes de empezar nuestro proceso de fabricación de velas debes asegurarte que la superficie donde vas a trabajar es limpia y plana.

Ahora mide cuánta cantidad de cera necesitarías para llenar el recipiente donde ésta se quedará una vez la elabores (donde la quemarás). Recuerda duplicar la cantidad, ya que la cera, cuando está en estado líquido, suele reducirse bastante. Una vez hagas esto, ésta será la cantidad de cera necesaria para derretirla.

2. Derrite la cera

Vierte la cera en un recipiente al baño María, y deja que se derrita entre 10 a 15 minutos aproximadamente. Es fundamental que remuevas con frecuencia, para evitar que se pegue, y para conseguir con ello que se derrite completamente, de forma uniforme.

Cera derretida

3. Añade los aceites esenciales

Cuando la cera se derrite es el momento ideal para agregar nuestros aceites esenciales favoritos. Basta con unas cuantas gotitas (de 10 a 20). Viértelo en la cera derretida y remueve durante varios segundos.

Aunque este paso es opcional, es recomendable, especialmente si deseas que tus velas sean aromáticas (es recomendable, eso sí).

4. Coloca la mecha en el recipiente

La mecha debe estar unida al fondo del recipiente donde verterás la cera derretida. Por ejemplo, puedes sumergir la parte inferior de la mecha en la cera derretida y pegarla rápidamente en el fondo del recipiente. Eso sí, es conveniente dejar que la mecha pegada repose durante al menos 5 minutos, para conseguir que se endurezca.

5. Vierte la cera

Deja que se enfríe la cera derretida un poco durante algunos minutos. Luego viértela en el recipiente cuando la temperatura haya alcanzado los 140 ºC.

Vertiendo la cera

Ahora vierte lentamente la cera en el recipiente, tratando de mantener la mecha en su lugar (sin moverla, eso sí). Pero no añadas toda la cera, guarda un poco para después. Una buena opción a la hora de evitar que la mecha se balancee es asegurarla en su lugar, utilizando para ello dos palillos colocados en la parte superior del recipiente, intercalando la mecha en el medio para que permanezca centrada mientras la cera se endurece.

Cuando la cera se haya endurecido (dejándola durante 4 horas a temperatura ambiente), recalienta el resto de la cera y agréguela. Finalmente, deja que vuelva a endurecerse.

6. Corta la mecha

Es probable que la mecha aún siga siendo bastante grande. Si es así, córtala un poco, pero recuerda que debe tener al menos 2 centímetros, una vez ésta sale de la cera.

¡Listo! Y si deseas descubrir más maravillosas manualidades, te animamos a descubrir algunos de los portavelas más originales.

Advertisement
Cómo hacer velas fácilmente en casa
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar