¿Cómo limpiar la parte interna del inodoro?

A pesar de que el baño es una de las zonas más utilizadas y que, por tanto, requeriría mucho más mimo a la hora de la limpieza, la realidad es que muchas personas se hacen las remolonas en cuanto a la limpieza de este espacio ¡ni qué decir del inodoro! Está considerado como una tarea ingrata, por todo lo que representa, pero os vamos a contar razones para limpiarlo y cómo hacerlo en tiempo récord sin perder la excelencia.

Como limpiar interior inodoro

Preguntas más frecuentes sobre la limpieza del inodoro

Lo primero que hay que tener en cuenta es que es real que es una de las zonas con más patógenos de la casa, y ni qué decir del baño en si mismo, pero creo que os sorprenderá saber que la mayoría de las bacterias que tiene -que son muchas- no son patógenas para el ser humano. Estas bacterias suelen ser de tipo dérmico pero, como no existe el riesgo cero, hay que llevar una correcta higiene del lugar. Las patologías más frecuentes asociadas con una mala higiene son las infecciones urinarias, respiratorias o gastrointestinales.

Otra de esas curiosidades interesantes que nos cuentan en https://comolimpiartucasa.com/wc/ es que la zona en la que hay que ser más concienzudo en la limpieza no es en el interior del inodoro, pues éste se lava habitualmente con agua, si no hay que fijarse más en las zonas en las que estamos en contacto directo piel con piel (donde nos sentamos y el pulsador de la cisterna) así como la tapa. ¿Alguna vez te habías parado a pensar que es el pulsador de la cisterna donde más bacterias se acumulan pues se suele pulsar sin haberse lavado las manos?

Seguro que habéis escuchado en más de una ocasión que hay que lavarse las manos después de ir al baño, pues es verdad. Es fundamental coger este hábito para evitar que si hay alguna bacteria en dichos miembros no terminen en la boca.

La frecuencia con la que hay que limpiar el baño, según los expertos, sería un mínimo de dos veces por semana, una de ellas con antical y la otra con desinfectante. Dicho esto, si hay personas mayores en casa, niños pequeños o hay alguien con algún tipo de enfermedad intestinal, hay que aumentar la limpieza.

Por último, ¿sabías que con 3 minutos de limpieza a fondo podrías tener tu inodoro estupendo y sin enormes esfuerzos?

¿Cómo limpiar el interior del inodoro?

Sí, es cierto que donde hay mayor foco de bacterias es en la tapa, las dos caras del asiento, el borde inferior y el botón de la cisterna pero, también hay que limpiar el interior del inodoro.

Para mejorar la higiene de la limpieza del baño se recomienda que utilices unos guantes de un color diferente para lavar el inodoro, al igual que se recomienda utilizar bayetas y escobillas distintas para el exterior y el interior del inodoro para no propagar bacterias. Una vez utilizados se recomienda lavarlos con lejía dejarlos bien limpios.

Dado que se trata de una zona donde el agua cae con fuerza de arrastre no suele estar tan sucia pero siempre hay excepciones. Utiliza una escobilla si ha quedado algún tipo de resto y elimínalo sin piedad.

Una de las zonas que pasa más desapercibida y que requiere de especial atención es la zona por donde sale el agua, al igual que la zona por donde desaparece. Son los más inaccesibles pero hay que incluirlos en la limpieza.

Estate pendiente de las manchas que puedan aparecer por depósitos de agua dura mineral, fuga de tubos que estén oxidados o, queridos míos, también pueden aparecer por falta de limpieza. Es fundamental que tengáis en cuenta que este tipo de situaciones pueden provocar manchas difíciles de quitar sobre la porcelana del urinario, lo que requiere atención en cuanto la veas.

También te puede interesar