Escrito por

Cómo lograr un aspecto acuoso en los muebles restaurados

Dar a los muebles el aspecto de envejecidos no es difícil, aunque, como en todo, cuando se empieza hay que tener un poco de paciencia hasta obtener el color, textura o acabados deseados. Un factor importante es disponer de un espacio apropiado para realizar el trabajo, que no precisa que sea muy grande, pero sí que esté bien ventilado, con todos los útiles necesarios al alcance y con el suelo protegido con papeles de diario para no tener el doble trabajo de limpiarlo después. Y no olvidar el utilizar guantes si se tiene la piel sensible.

Si se pretende obtener un aspecto acuoso, se procede como en la ténica de barrido, para obtener la veladura se debe mezclar ésta con un pigmento azul, como en el mueble anterior, pero con la diferencia de que para obtener este efecto se le añade un poco de emulsión color crema. Si el mueble no está pintado, es virgen, o ha sido limpiada, alcanza con aplicar previamente una pintura de base.

Al aplicar la veladura o glaseado, se hace de manera que sea vea parte de la pintura base. Usar una gasa para sacar parte de la veladura, variando la presión para crear un efecto como de aguas. Deja secar bien y, luego, con un estropajo de aluminio grueso, frotar las zonas en las que se quiera conseguir un aspecto envejecido como, por ejemplo, en los cantos y en los orificios de los cajones que hacen de tiradores, en los muebles que los posean.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos