Cómo proteger el mobiliario de terraza de la lluvia

Cuando llega el frío y el mal tiempo, sumando además de manera especial el viento y la lluvia es importantísimo saber de qué modo podemos proteger los muebles que tengamos en el exterior de nuestra casa. Veamos entonces a continuación, una serie de consejos y de pasos para saber cómo proteger el mobiliario de terraza de la lluvia de manera correcta.

Como proteger el mobiliario de terraza de la lluvia

Lo mejor es que procures guardar los muebles de la terraza todo lo que puedas. Para ello puede irte bien tener un armario para exterior o apilarlos en un rincón y cubrirlos con una tela o un plástico, pero también podemos hacer lo siguiente y de este modo te aseguras que tu mobiliario de terraza va resistir la lluvia y cualquier otra inclemencia que se pueda producir.

Protege los muebles de madera

En el caso de tener muebles de terraza o de jardín que sean de madera, tienes que protegerlos con algún producto especial cuando llegue el mal tiempo o veas que se avecinan lluvias. Este es un producto de aceite con el que tenemos que cubrir todos y cada uno de los muebles. De este modo, conseguiremos que hidratar la madera tras los efectos del sol en verano y protegerlos ante la humedad y la lluvia. 

Procura eso sí, antes de aplicar el producto, limpiar los muebles con un poco de jabón y un cepillo de manera que podamos eliminar cualquier resto de suciedad o de hojas.

Cuando los muebles se hayan secado, debes aplicar el producto a base de aceite como el de teca, que sea además del mismo color o parecido al que tienen los muebles y de este modo lograrás que aguanten perfectamente durante todo el invierno.

Como proteger el mobiliario terraza de la lluvia

Cubre los muebles con una cobertura resistente

En el caso de que no puedas meter el mobiliario de terraza en un armario de exterior específico para ello o en un cobertizo, debes procurar cubrir los muebles con una cobertura que sea un tejido duro.

Este tipo de cobertura suele ser algo caro, pero lo cierto es que la inversión va a merecer la pena. Lo ideal es que elijas por ejemplo una buena funda de lona, que tenga además una cuerda o unas gomas abajo para que al cubrir los muebles todo quede bien cerrado de manera que ni el viento, ni el frío, ni la lluvia le van a afectar.

En el caso de no poder comprar este tipo de funda, podemos comprar un trozo de lona grande, y cubrir los muebles y la fijamos con cordones elásticos de modo que no se muevan para nada.

Por otro lado, será también importante que podamos apilar los muebles todos juntos y que los cubramos bien de manera que ni tan siquiera el viento les afecte. De hecho será bueno también que podamos colocar los muebles en la parte de la terraza donde menos corre el viento.

Aplica un sellador de agua

Además del producto a base de aceite que te hemos recomendado, en el caso de que vivas en una zona en la que se produzcan lluvias durante el invierno, será bueno que siempre protejas los muebles con un sellador de agua. Este tipo de producto (que no tiene color), protegerá la madera de los muebles evitando el daño que le pueda hacer el agua de la lluvia y de este modo, evitará que se produzca una descamación del mueble.

Fija los muebles al suelo

En el caso de que no  puedas apilar los muebles en un cobertizo o en un rincón de la terraza, piensa en protegerlos de la lluvia y el viento, fijando los muebles al suelo. Las terrazas en las que los muebles deben quedarse en el mismo sitio durante todo el año. deben procurar quedar bien cubiertos con los productos señalados, así como las lonas que también os hemos mencionado pero además, será buena idea que los fijemos al suelo, en especial si es de piedra, de modo que no se muevan para nada.

Como proteger mobiliario de terraza de la lluvia

Desmonta el textil de los muebles de jardín

Todo lo que sean telas o textiles para los muebles de terraza como sillas o bancos, como por ejemplo fundas o telas, es mejor que los saquemos cuando llegue la temporada de lluvias o de frío.Además, tenemos que lavarlo bien en la lavadora y los sequemos para después guardarlos hasta que llegue de nuevo la temporada de primavera o verano y los podamos volver a poner sobre los muebles.

En el caso de que las fundas textiles no sean extraíbles, tenemos que cubrirlos con la lona que antes os hemos señalado, pero antes tendremos que limpiarlos con algún producto especial, como por ejemplo un spray en seco, que puede ser buena idea. Cuando hayamos hecho esto, será bueno que podamos colocar esos muebles con funda en un rincón o lugar de la terraza para que queden protegidos.

Protege sofás y tumbonas

De manera especial, os tenemos que hablar también de cómo proteger los sofás y las tumbonas durante el invierno ya que es quizás una de las cosas más difícil de hacer porque, dado su tamaño, son difíciles de transportar y almacenar. En este caso, por lo tanto, la solución para proteger tus muebles de terraza o de jardín, está en recurrir a las fundas de lona o también a las láminas de plástico.

Gracias a las láminas de plástico o tela encerada, que se pueden comprar en cualquier tienda de bricolaje, también puedes cubrir estructuras de madera o hierro particularmente grandes y así mantener seguros tus muebles de exterior durante todo el invierno y en especial, cuando llueve. El plástico, de hecho, protege los muebles del viento, el polvo y la humedad, y listo, a la llegada del verano será suficiente quitar la tela y, como por arte de magia, tendrás unos muebles de terraza o de jardín que van a estar listos para que nos podamos relajar y disfrutar de ellos un año más.

Advertisement

Artículos de interés:

Cómo proteger el mobiliario de terraza de la lluvia
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar