BLACK FRIDAY de Amazon, no te pierdas sus ofertas, te dejamos un enlace con las mejores rebajas
Escrito por

Cómo solucionar problemas sin necesidad de llamar al plomero

Si cuando se rompe una cañería o la canilla de la cocina no deja de gotear, el problema puede solucionarse llamando al plomero. Pero si se quiere cuidar el presupuesto familiar, lo prudente es enfrentar el desafío echando mano al problema. Uno mismo puede convertirse en “maestro plomero” sin gastar demasiado.

Cuando las canillas gotean hay que cambiar los cueritos. ¿Cómo hacerlo? Muy sencillo: adentro de la canilla hay un vastago que sube y baja a medida que se abre o se cierra. En el extremo hay un cuerito, que cada vez que el agua pasa genera un desgaste. Para cambiar el cuerito se necesita un destornillador y una pinza. Para empezar habrá que cortar el agua. Después, destornillar la tuerca de la parte superior del grifo. Retirar la tuerca y sacar el tornillo que mantiene la arandela en posición, reemplazándola por otra nueva.

Una vez que la pileta de la cocina se ha tapado, el primer paso para destaparla es usar una sopapa. Después, conviene echar mucha cantidad de agua para que el líquido haga un proceso de erosión y lave el caño. Si no se destapa de esta manera hay que acudir a una cinta metálica para destapar cañerías.

Cuando se tapa la rejilla del patio o del balcón, se usa para destaparla una cinta metálica para destapar cañerías y si no da resultado no quedará más remedio que llamar a una empresa especializada. Pero con la cinta puede evitar semejante gasto.

Si el depósito del inodoro no deja de chorrear hay que averiguar el porqué. Puede ocurrir por varios motivos: funciona mal el obturador; se rompió el cuerito del flotante o hay que cambiar la válvula. Cualquiera de esas circunstancias obligará a comprar el repuesto correspondiente y cambiarlo. Es fácil, aunque el mecanismo del depósito tenga demasiados “chiches”.

Cuando un caño roto deriva en filtraciones, el problema no es fácil de reparar. Hay que recurrir a un profesional de la plomería. Pero al cambiar, exígale caños flexibles de hidrobronz porque en su propiedad han empleado caños de plomo y es impensable que duren mucho dado que el cemento es un material abrasivo que los corroe.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos