Escrito por

Consejos para pintar las puertas

Antes de empezar a pintar una puerta, es conveniente desmontar los accesorios tales como pomos, picaportes, cerrojos, pestillos y buzones. De no hacerlo así, por mucho cuidado que se tenga es casi seguro que se los manchará de pintura. Si sigue este consejo, el trabajo le resultará además más cómodo. Una cuña de papel de periódico encajada entre la puerta y el suelo evitará que aquélla se desplace mientras pinta.

Pintura de una puerta con cuarterones
Si la puerta tiene molduras, pinte en primer lugar éstas, y después los cuarterones, es decir, las secciones que delimitan las molduras. Comience por la parte superior de la puerta, de este modo evitará que queden señaladas las líneas de demarcación de cada sección pintada.

Pintura de una puerta plana
Las puertas planas presentan una extensa superficie que ha de ser pintada sin dejar líneas de separación entre zonas. Divídala en tres secciones horizontales iguales. Empiece a pintar en la esquina superior izquierda utilizando una brocha de 75 mm. Pinte una banda vertical de unos 50cmde ancho, y haga a continuación otra paralela a la primera. Entrecruce las pinceladas de ambas bandas y aplaque la pintura en vertical. Repita esta secuencia en cada sección y, cuando haya completado las tres, peine ligeramente hacia arriba para fundir las tres secciones. Hágalo en una única operación, en especial si se está utilizando una pintura de secado rápido.

En las puertas exteriores de acceso a la casa, es preciso pintar también los bordes superior e inferior para evitar que el agua de lluvia penetre en la madera y ahueque el resto de la pintura. Después de la puerta, pinte el marco.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos