Escrito por Tendenzias

Decoración minimalista

minimalismo.jpg

En este tipo de decoración, las líneas se depuran y se afinan con los colores suaves, y materiales naturales madera, vidrio y acero.

Dándole la espalda a la exuberancia del pasado donde cada detalle refleja la meditación sobre lo necesario. Los diseños surgen de un proceso de reducción, trabajando sobre espacios, proporciones y el todo.

El minimalismo resulta ser un estilo como elección de vida, no es simplemente vivir en una casa vacía, es una forma de plantarse frente a una sociedad consumista.

Inevitablemente acumulamos un montón de objetos que no necesitamos y que ni siquiera nos causan admiración, de ahí la insistencia del minimalismo en preguntarnos la razón de cada elemento, orden y mantenimiento del espacio.

Vivir en un espacio minimalista requiere una excepcional apertura mental. Un rigor que no deja espacio a lo superfluo.

Cada objeto justifica su presencia. La reducción que plantea el minimalismo implica llegar a la esencia de cada lugar, sin dejar de lado el clima, la belleza o el carácter de los ambientes. Un espacio resuelto que puede albergar cualquier tipo de muebles mientras responda a la razón y función del mismo. La calidad de la luz es otro factor importante que juega en el minimalismo, creando calidéz y relax en espacios blancos y limpios, resaltando los pocos objetos importantes.

El minimalismo se adaptó más a espacios públicos ya que no contempla un lugar para los recuerdos.
Es la abstracción a lo mínimo posible y la expresión de lo absoluto; una forma de vivir.
Para adoptarlo hay que ajustarse a lo indispensable generando una sensación de calma que resulta un lujo para los que habitan en la gran ciudad.

El vacío, la desnudez, la luz natural, los materiales puros, la simplicidad, la esencia, el rigor, la severidad de lo absoluto, el color y los materiales como elementos unificadores.
Despojarnos de todo lo innecesario y reordenar sólo las cosas queridas y contener todo en muebles de líneas rectas y puras para guardar todo aquello “supérfluo”.

Vía: estacasa

BlogHogar.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos