10 ideas para decorar un salon pequeño

BlogHogar.com

Si tienes un salón pequeño seguro que deseas buscar la forma de tener todas las comodidades posibles de un salón más grande sin perder, por supuesto, un buen gusto decorativo que nos resulta esencial a la hora de disfrutar de una de las estancias en la que más tiempo de ocio pasamos en nuestra casa.

A continuación vamos a darte algunas ideas y pautas para aprovechar al máximo tu salón y que no eches en falta esos metros de menos.

El blanco es nuestro amigo

Usar sin ningún tipo de miedo el blanco siempre es una idea genial para los espacios pequeños. Sin duda se trata del color que da más amplitud visual, pero debemos de estudiar también qué nos pueden aportar otros colores. No podemos olvidarnos de los grises y beiges claros por ejemplo, colores que también son luminosos y aportan algo más de calidez a una estancia. Un fondo con un color relativamente oscuro bien utilizado también nos puede aportar profundidad.

No solo estamos hablando de las paredes, tanto muebles como sofás o elementos decorativos, pueden ayudarnos a que nuestra estancia parezca más grande y luminosa. El simple hecho de pintar el marco de un cuadro de color blanco puede conseguir que tu salón cambie a mejor.

Aprovecha los espejos

Los espejos nos pueden ser muy útiles, de nuevo, para reflejar la luz, multiplicar el espacio y conseguir un efecto de amplitud que nos vendrá muy bien si disponemos de un salón pequeño. Juega con el tamaño y los ángulos de los mismos para conseguir aún un efecto más llamativo.

Elige bien tu mesa de centro

En este apartado vamos a hablar de las mesas de centro en general. Si no tienes mucho espacio y puedes prescindir de una mesa de centro, quizás esta sea la mejor idea, puesto que podremos adaptar otros elementos para sustituirla. Si crees que debes tenerla, las mesas nido (mesas que se guardan unas dentro de otras) te pueden ser de mucha utilidad.

En caso de buscar una opción más tradicional, te recomendamos que tu mesa de centro sea redonda o al menos lo más redondeada posible. La ausencia de esquinas hará que el paso sea más fácil y las mesas nos sean más útiles y funcionales.

Simplifica la decoración de las paredes

Optar por cuadros simples con marcos que ocupen el mínimo espacio posible y no recargar la pared es una muy buena solución para no sobrecargar nuestro salón. La forma de maximizar este consejo es utilizar bonitos vinilos en tus paredes con los que conseguirás que tu estancia parezca mucho más grande sin perder ni un ápice de estilo.

Muebles multifuncionales o plegables

Si disponemos de poco espacio no nos queda otra que ser creativos y aquí las posibilidades se multiplican prácticamente tanto como nuestra imaginación nos permita. Podremos tener una mesa que se pliegue contra la pared y no ocupe espacio, una consola que se convierta en una mesa de comedor. La mesa de centro nos puede servir para guardar objetos o como estantería y también podremos sacar del sofá pequeñas mesitas supletorias, guardar objetos en el mismo o incluso convertirlo en una mesa con sus asientos.

Juega con las cortinas y la luz

Por supuesto es importante que las ventanas se mantengan libres y pueda entrar la mayor cantidad de luz del exterior posible. Los estores pueden ser una buena idea si hay pocos metros, pero en general, mantener tus cortinas abiertas y sin tapar las ventanas, ayuda a que el espacio parezca mayor. Para ello será importante que coloques una barra que sujete la cortina más larga que la ventana y así conseguiremos que dicha cortina solo tape la pared. Si además colgamos las cortinas desde lo más alto posible y las llevamos hasta el suelo, conseguiremos que nuestro salón parezca más alto y como consecuencia nos resultará más amplio.

También sería recomendable que en la estancia haya una iluminación artificial variada y que nos permita obtener distintos ambientes.

Estanterías abiertas

Usar estanterías abiertas es casi obligado si queremos que nuestro pequeño salón parezca más grande. El simple hecho de ver el fondo, hará que la estancia parezca más amplia. Es aconsejable además no sobrecargar las baldas para dejar aire y que parezca que hay más espacio.

División de espacios sin paredes

Si nuestro hueco es muy pequeño parece obvio que, por simple física, el espacio que ocupa una pared será espacio que restamos a nuestro salón, pero no se trata solo de eso, sino que la percepción hará que el hueco sea aún más pequeño. Una estantería abierta o una consola pueden convertirse en elementos perfectos para separar estancias sin tener que utilizar paredes.

Complementa con ruedas

Partiendo de la misma base que nuestra idea anterior de utilizar muebles multifuncionales o plegables, utilizar elementos con ruedas nos permitirá, por ejemplo, despejar la estancia en caso de ser necesario o cambiar la orientación de nuestro sofá, mesa o mesita, si creemos que es útil para realizar algún tipo de actividad distinta. Esto dará mucha más versatilidad a nuestro salón con menos muebles.

Orden

En este consejo no vamos a hablar de elementos que ayuden a que nuestro salón parezca más grande o colores que ayuden a iluminar nuestra estancia, se trata de algo mucho más simple que todo esto, pero que en ocasiones se nos olvida. Hay muchos motivos por los que mantener tu salón ordenado es buena idea y, sin duda, uno de ellos es que de esta forma parecerá mucho más amplio. Sabemos que en ocasiones no resulta fácil pero añadir cajas a la decoración de nuestro salón facilitará que lo tengamos siempre ordenado.

Estas han sido nuestras ideas para conseguir decorar un salón pequeño aprovechando al máximo el espacio e intentando, dentro de lo posible, no perder nada de servicio. Como resumen final podríamos decir que la luz, el orden, el sentido común y la imaginación son vitales para maximizar las virtudes de nuestros espacios. Esperamos que os gusten estas ideas y estaremos encantados de leer en los comentarios vuestros consejos o pequeños trucos para decorar un salón de medidas reducidas.

También te puede interesar