Las ventajas de usar metacrilato para el exterior

El metacrilato se utiliza en objetos decorativos, en mobiliario e incluso en fachadas de edificios. Para aquellos que no conozcáis este material, en este artículo os vamos a hablar sobre las ventajas de usar metacrilato para el exterior.

Tal y como explican en Demetacrilato, empresa especializada en el sector, el metacrilato es un termoplástico rígido, resistente y de gran durabilidad, muy transparente, de gran ligereza y estabilidad. La transparencia de este material ha hecho que se compare o incluso se confunda con el vidrio.

Ventajas de usar metacrilato para el exterior

Una de las mayores ventajas del metacrilato es que resulta muy resistente a las condiciones climatológicas adversas (lluvias, granizo, heladas, etc.), por lo que es una de las mejores opciones para utilizar artículos utilizados en el exterior. Por ello, es frecuente que se utilice en fachadas, así como en letreros luminosos, carteles, entre otros. Si nos centramos en las fachadas, a pesar de que el plástico es sensible al calor, en el caso del metacrilato no tiene problemas de ese tipo, como tampoco le afecta los rayos UV, por lo que es óptimo para estos espacios.

El hecho de que se trate de un material plástico hace que podáis encontrar los objetos fabricados con él, como los rótulos, a un precio más asequible frente a otras opciones. Por ello, ésta es una de las razones por las que muchos negocios y empresas optan por esta opción, incluso por encima de los objetos de policarbonato.

Además, al estar producido por la polimerización de metacrilato de metilo se trata de un producto maleable, lo que implica que puede ser transformado en cualquier tipo de forma y no pierde las características que os hemos indicado anteriormente. Así os podéis encontrar todo tipo de artículos a la venta fabricados con este material, desde rótulos, placas, sillas, objetos decorativos… Puede adquirir múltiples formas.

Una de las cosas que os pueden resultar muy curiosas es que se trata de un tipo de plástico que alcanza hasta el 93% de transparencia, es decir, que no os extrañe que en más de una ocasión penséis que estáis viendo cristal o vidrio cuando se trata de otro material completamente diferente.

Si lo comparamos con el vidrio, puede que os sorprenda saber que se trata de un material 20 veces más resistente ante un golpe o impacto. Por supuesto, se trata de un aspecto general, pues también el grosor del metacrilato puede hacer que varíe su resistencia.

Otra de las ventajas que aporta el metacrilato cuando se trata de la fachada es que mantiene su valor estético ya que evita al resto de materiales de las condiciones climáticas. De esta forma, parecerá que la fachada no envejece durante 10 años y puede revalorizarse el edificio sin necesidad de hacer ningún tipo de obra a gran escala.

El uso en el exterior, como en las fachadas, también aumenta la capacidad del aislamiento térmico y acústico del edificio, mucho mayor que si se compara con el vidrio. Por ello, si buscas este tipo de ventajas es importante que lo tengas en cuenta pues se trata de una alternativa posiblemente más económica.

A su vez, el metacrilato se puede personalizar en función de tus gustos o de cómo quieras combinarlo, pues podéis encontrarlo de diferentes colores (transparente, claro, ahumado, rojo, azul, etc.) y grosores. Al igual que puedes escoger la medida, no solo las que tengan disponibles en tienda si no también puedes pedirlas a medida en tiendas especializadas.

El aspecto menos positivo del metacrilato es que, como todo plástico, se trata de un producto inflamable y que puede arder con facilidad.

También te puede interesar