BLACK FRIDAY de Amazon, no te pierdas sus ofertas, te dejamos un enlace con las mejores rebajas
Escrito por

Lubina con salsa de mejillones y alcachofas crujientes

 

 

 

 

 

Ingredientes para 4 personas:

4 lubinas
3 cebollas
1/2 kilo de mejillones
Aceite, pimienta, sal
1 de laurel, un limón y perejil
4 alcachofas
1 cta de almidon de maiz

Preparación:

Se usaran los lomos de una lubina pequeña por comensal. Los condimentaremos con sal y pimienta y los reservaremos. Luego se procede a confitar la cebolla cortada en aros finos (confitar es: colocar a calentar en bastante aceite a fuego lento, hasta que transparente). Mientras nuestra cebolla se va confitando, ponemos a cocinar medio kilo de mejillones en una olla con un poco de agua al la que agregamos una hoja de laurel y la cáscara de medio limón, durante el tiempo suficiente para que los mejillones se habran. Luego separamos la carne y la picamos bien fina.

Ponemos un sartén al fuego, le incorporamos un poco del aceite (el mismo que usamos para confitar cebollas), cuando el aceite esté bien caliente saltearemos la carne de los mejillones por uno o dos minutos. Luego le añadimos la cebolla cofitada, esperamos un poquito y añadimos el caldo en el cual abrimos los mejillones que habremos colado luego de retirar los mismos, el perejil picado y ligamos con un poco de almidon de maiz disuelto en agua fría. Dejamos en el fuego hasta que reduzca.

Es el ommento de nuestros lomos de lubina. Los marcamos en un sartén por la parte de la carne -con la piel hacia arriba-. Lo importante en este puento es lo siguiente: si marcamos primero la parte de la piel el pescado se va a contraer de modo que se deformara nuestra pieza (algo que puede servir en este caso es: tomar un cuchillo y realizar incisiones en la piel a cuadros, cuidado que estas incisiones deben ser solamente en la piel, es decir superficiales. De esto modo se evita en gran parte la deformacion). A continuación colocamos los lomos con la piel hacia arriba en una fuente para horno con unas gotitas de aceite y dejamos cocinar durante unos diez minutos (horno pre calentado a unos 200º).

Mientras se van haciendo nuestros lomos, limpiamos bien las alcachofas, las libramos de hojas externas y dejamos sólo los corazones de las mismas. Estos se cortan en láminas  finas y se frien en abundante aceite a un fuego moderado, hasta que se doren, casi a punto de quemarse. De esta forma cuando los retiremos a un plato nos quedarán crujientes. Ahora solo queda servir los platos. Colocaremos en ellos, los lomos con la piel hacia arriba y montados uno sobre otro, a su lado unas láminas de alcahofa bien crujientes. Luego rociaremos los lomos con la salsa de mejillones y decoramos con unas mitades de tomates cherry para dar color al plato. Es sin duda una receta delicada y deliciosa. Que la disfruten. Saludos.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos