Persianas alicantinas: tipos, instalación y decoración

Las persianas alicantinas pueden ser la opción ideal para tu hogar, pues te ayudará a graduar la cantidad de luz que entre en cada estancia pero sin restar en visibilidad. A su vez, son fáciles de instalar y desinstalar, las puedes utilizar tanto en el interior como en el exterior, y tienes acabados tan variados que puedes encontrar los clásicos u optar por colores más llamativos.

Persianas alicantinas ¿Qué son?

Las persianas alicantinas se definen por ser un tipo de persiana enrollable que suele utilizar una cadenilla para su cierre, por lo que ya por definición es liviana y fácil de manejar a pesar de su tamaño. Entre las ventajas que ofrece es que se trata de una de las opciones más interesantes para graduar la cantidad de luz que queremos que entre en un espacio concreto, facilitan áreas transpirables, son decorativas y dan más privacidad sin que llegue a anular por completo las vistas hacia el exterior. Al igual que el resto de sus compañeras, funcionan también como un aislante de la temperatura exterior y ofrecen privacidad.

En cuanto a su nombre, hace referencia a la zona de donde podría ser originaria o donde realmente es muy frecuente encontrarlas, en todo el Levante español. Aún así, es muy probable que nada más verlas pensarais que son las persianas de toda la vida, más que conocerlas como “alicantinas”, pues ¿Quién no las ha visto alguna vez o incluso las ha tenido instaladas en casa?

Tipos y colores

Eso sí, el hecho de que estemos hablando de un artículo tradicional no quiere decir que no haya ido evolucionando con el paso del tiempo. La realidad es que nos encontramos con un tipo de persiana que ha ido optimizando sus características, tanto en diseño como en los materiales utilizados para potenciar su resistencia y su estética. Así, hoy día las podemos encontrar fabricadas tanto en materiales de PVC como en madera.

Las persianas de madera están fabricadas en madera de pino de Soria, se han tejido con ganchos de alambre galvanizado de 1,70 mm de grueso. Podéis encontrar en diferentes colores: verde, gris, beige marrón, marfil o barnizados (verde rústico, cerezo y nogal). También las podéis encontrar sin pintar y tú ya le darás el toque de color que más te guste o el que mejor combine con tu casa; para esta opción también podréis escoger entre freno de pvc o metálico, en función de tus gustos.

Si optáis por las persianas de PVC veréis que tiene un precio muy económico y que también las podéis personalizar en función de vuestros gustos. Podéis comprar una medida estándar o pedir que os la hagan a medida, a la par que también podéis escoger colores o acabados diferentes (tonos como el celeste, verde, marrón… a apariencias de imitación marfil, nogal, madera, etc.).

¿Dónde utilizar persianas alicantinas?

Cuando hablamos de las “cortinas alicantinas” o “cortinas/persianas de cadenilla”, como también se las conoce por sus flexibilidad y sistema de cierre, tenemos que romper con la imagen tradicional del funcionamiento y ubicación de una persiana al uso. Este tipo de cortinas de cadenilla no solo se utilizan en las ventanas, también podéis utilizarlas en los balcones de casa, para protegeros del sol directo cuando estéis bajo una pérgola, en puertas o se puede utilizar en formato vertical para los porches.

Este tipo de diseños realizados para el exterior suelen ser de fácil instalación y  desinstalación, para que puedas retirarlos cómodamente cuando llegan las bajas temperaturas y asegurarte de que el clima no termine por afectarlas. Dicho lo cual, si prefieres ahorrarte la desinstalación, solo tienes que buscar entre todas las opciones los modelos que tengan una alta resistencia a las inclemencias del tiempo.

Además, si quieres utilizarlo para el jardín verás que puedes encontrar una amplia gama de colores y acabados disponibles, lo que te permitirá combinarlo de maravilla con el resto de mobiliario o decoración que tengas ya colocado. Por ejemplo, si tienes una pérgola de madera, no te pierdas los diseños de madera con los diferentes tonos de barniz, pues puedes crear una imagen simétrica para que dé la sensación de continuidad o apostar por un tono completamente diferente para generar más contraste.

Cómo instalar persianas alicantinas

Para instalarlas lo único que vas a necesitar es un lápiz, taladro y un poquito de maña, pues realmente no es nada difícil su instalación y puedes hacerlo tú mismo (mejor si hay alguien contigo para asegurarte de que queda centrado o para sostener la cortina cuando la tengas que colgar), sin necesidad de contratar a profesionales para ello.

Os vamos a dejar un vídeo de la tienda online Punto Hogar, donde también podréis adquirir estas cortinas, para que veáis paso a paso y en menos de 3 minutos cómo instalarlas y que os queden perfectas:

También te puede interesar