Radiadores de aceite: ventajas e inconvenientes

Radiadores de aceite, ventajas e inconvenientes. ¿Gasta más un radiador eléctrico o uno de aceite? Pensando en el frío que hace estos días es bueno que veamos qué alternativas tenemos para calentar la casa, y entre las muchas que encontramos la de los radiadores de aceite parece una de las más factibles y recomendables, aunque también puede que hallemos algunos inconvenientes. Atentos porque lo analizamos todo sobre los radiadores de aceite.

Radiadores de aceeite ventajas

Qué es un radiador de aceite

Un raidador de aceite es un raidador que va conectado a la corriente mediante enchufe y son capaces de calentar una habitación o cualquier estancia de la casa a través de un proceso que implica el calentamiento de un fluido térmico dentro del calentador una vez que se ha encendido.

Que es radiador de aceite

Este fluido (que llamamos aceite) está especialmente formulado y es el que distribuye el calor uniformemente a través del radiador, transfiriendo calor al metal, que de esta manera, a través de la radiación, de modo que transporta calor a la habitación. Luego, el calor circula alrededor de la habitación por convección natural, ya que cualquier aire que de contra el radiador se calienta. Esto provoca que eventualmente se caliente toda la habitación ya que el aire más frío llegará hasta el fondo de la habitación, entrará en contacto con el radiador y también se calentará.

Radiadores de aceite de bajo consumo

Más adelante vemos las ventajas e inconvenientes de los radiadores de aceite pero básicamente podemos decir que los modelos actuales, están provistos de geles y líquidos termodinámicos dentro de los radiadores los cuáles, poseen excelentes propiedades de retención de calor. Por lo tanto, estos calentadores no tienen que trabajar duro para mantener su temperatura ideal, lo que los hace muy eficientes energéticamente y los convierte en radiadores de bajo consumo.

De este modo puedes ahorrar energía y dinero, ya que el radiador se apagará automáticamente una vez que hayas alcanzado la temperatura deseada y aún así podrás sentir su calor durante un período de tiempo posterior. Los radiadores llenos de aceite son, por lo tanto, opciones adecuadas para habitaciones y habitaciones más grandes que están en uso constante.

Práctiamente todos los radiadores de aceite que se venden en el mercado actualmente (por no decir todos), son de bajo consumo ya que tan solo utilizan una media de entre 2.000 y 3.000 W de potencia, mantienen el calor una vez se han apagado y su diseño es bastante ligero; de hecho los podemos comprar con ruedas para llevarlos donde queramos o para colgar en la pared.

Radiadores de aceite ventajas e inconvenientes

Como hemos explicado, los radiadores de aceite trabajan conectados a la red eléctricas y se calientan unas resistencias que dan calor a un fluido o aceite que es lo que emitirá el calor. A diferencia de los radiadores eléctricos “puros” que funcionan solo con resistencias o usan un ventilador, los de aceite pueden mantener algo más de tiempo la temperatura, pero el gasto es similar.

Radiadores de aceite: ventajas e inconvenientes

Un radiador de 1000 W consume esa cantidad sea de aceite o sea eléctrico de resistencias. Es el mismo ejemplo que un kilo de hierba o un kilo de acero. La sensación es que los de aceite gastan menos. En realidad gastan igual solo que los de aceite conservan más tiempo el calor aún después de apagarse, debido a que el fluido aún está caliente.

Ventajas de los radiadores de aceite

Los radiadores de aceite  son más baratos que otros  sistemas de calefacción eléctricos como los del calor azul. Los precio de este tipo de radiadoes están entre 69 y 179 euros.

Son silenciosos, no emiten ruidos a diferencia de otros sistemas que emiten ligeros zumbidos.

Radiadores de aceite: ventajas e inconvenientes

Son cómodos y portátiles pudiendo disfrutar de calor en cualquier lugar donde tengas un enchufe, ya que no necesitan instalación. La mayoría al igual que los eléctricos dispone de un termostato para poder programarlos, por ejemplo media hora antes de llegar a casa o para que cuando te despiertes la zona esté caldeada.

No generan residuos. Además como el aceite que llevan en su interior está dentro de las bobinas del radiador y nunca se quema no se tienen que reemplazar o recargar.

Radiadores de aceite: ventajas e inconvenientes

Salo la limpieza y usarlo de forma adecuada, no requiere mantenimiento.

loadInifniteAdd(44636);

Conservan el calor cierto tiempo (entre 45 minutos y una hora según potencia) una vez apagados.

Inconvenientes de los radiadores de aceite

Son lentos en calentarse, si buscas un calor al instante, los de aceite no son los más adecuados. Ten en cuenta que estos radiadores tienen una salida de calor aproximada entre 1,5 y 3 kW, así que hasta notar el calor pasa un rato.  La ventaja es que luego una vez apagados siguen emitiendo calor un cierto tiempo.

Gastan mucho, aunque se apaguen cada cierto tiempo si el radiador es de 1500 Watios y lo tienes encendido horas al día evidente lo notarás en tu factura de la luz.

Radiadores de aceite: ventajas e inconvenientes

Son un poco grandes, — aunque  hay radiadores de tamaño pequeño, estos apenas calientan—, resultan aparatosos porque ocupan espacio a la hora de guardarlos.

No son adecuados como sistema único de calefacción, hay otros más económicos y versátiles. Los radiadores de aceite son más un apoyo o refuerzo para zonas localizadas.

Diferencia entre los radiadores de aceite y los calefactores eléctricos

En los calefactores eléctricos se usa un ventilador que expulsa el aire caliente. En los radiadores de aceite el líquido caliente se almacena en unas bobinas o compartimentos del radiador. El calor funciona por convección y el calor emitido se trasmite al ambiente sin ningún tipo de ventilador.

loadInifniteAdd(44637);

Los calefactores eléctricos dan calor al instante mientras que los de aceite tardarán bastante más en producir sensación térmica.

Radiadores de aceite: ventajas e inconvenientes

A medida que el calor se emite se va calentando el área cercana al radiador, este tipo de radiadores pueden tener distintas potencias en un mismo aparato 800 W, 1000 W,1500 W, o 2000 W son las más comunes.

La gran mayoría lleva un termostato para que se apague y encienda, es en estos casos cuando el aceite saca ventaja a un convector eléctrico que no acumula temperatura mientras que el radiador de aceite aún apagado sigue un cierto tiempo emitiendo calor.

Radiadores de aceite: ventajas e inconvenientes

Dónde comprar radiadores de aceite

Si has quedado convencido con la idea de comprar un radiador de aceite para este invierno, seguro que querrás saber qué cuestan y qué modelos podemos encontrar en el mercado. Por ello nos dirigimos a tres de las tiendas donde sabemos que mejor vas a encontrar los mejores radiadores de aceite calidad-precio.

Radiadores de aceite baratos en Amazon

Dentro de los radiadores de aceite que podemos encontrar en Amazon, y que suelen estar más baratos que en tienda, te recomendamos dos modelos que justamente son los más vendidos: el radiador de aceite Aigostar Pangpang 33IEJ y el radiador de aceite de AEG RA 5520.

El radiador de aceite Aigostar Pangpang 33IEJ tiene tres niveles de potencia para controlar la temperatura, y podemos seleccionar entre 1000 y 2300 watios. Se apaga automáticamente cuando alcanza la temperatura adecuada para la habitación y se vuelve a encender cuando es necesario. Es ligero y, además, cuenta con dos años de garantía. En amazon lo podéis encontrar por 70 euros.

loadInifniteAdd(50325);

Por otro lado, el radiador de aceite AEG RA 5520  tiene 3 niveles de potencia que van desde los 600 watios hasta los 1500, cuenta con cuatro ruedas también para movilizarlo, como el modelo anterior y tiene seguridad contra incendio. Este modelo también es una buena opción y además es más barato, ya que lo puedes encontrar en Amazon por 40 euros.

Radiador de aceite carrefour

Carrefour es la primera de las tiendas que os queremos recomendar para la compra de un buen radiador de aceite. Tienen de distintas marcas, pero nosotros queremos resaltar este que vais a ver en imagen: el modelo Delonghi TRR S. 

Este radiador, que ya veis que apenas ocupa espacio es capaz de calentar en poco tiempo habitaciones de tamaño mediano gracias a su potencia de 2.500 W. Cuenta además con un termostato de seguridad de modo que al llegar a la temperatura señalada se apagará. Lleva ruedas y dos asas que facilitan que lo llevemos por toda la casa. El precio es sin duda lo mejor ya que cuesta unos 110 euros.

Otro de los modelos que queremos destacaros para los radiadores de aceite que podéis encontrar ahora en Carrefour es este. El modelo de Taurus, Dakar 2000. Un raidador que cuenta con una potencia de 2.000 W que resulta algo más económico que el anterior ya que solo cuesta 59 euros.

Radiador de aceite leroy merlin

En Leroy Merlin también podemos encontrar varios radiadores de aceite. Modelos incluso algo más económicos que el anterior de Carrefour. Entre todos, destacamos como no, el modelo Mika SM.

Este radiador no solo destaca por su precio, de solo 59 euros, o por ser capaz de calentar una estancia, como el salón de casa, en apenas diez minutos, sino que tiene además un diseño en color negro que hace que destaque con respecto a lo que solemos encontrar en las tiendas. Tiene 1500 KW de potencia pero su diseño de placa única, hace que sea más rápido al calentar. Además, incorpora termostato ajustable. 

loadInifniteAdd(64314);

El modelo Olea es otro de los radiadores de aceite que encontramos en Leroy Merlin a buen precio, solo 39 euros, y con grandes resultados. Cuenta con 1.500 W de potencia y aunque os parezca pequeño lo cierto es que podéis calentar vuestro dormitorio en cuestión de minutos. Está compuesto de 7 elementos y podéis reducir la potencia, si queréis a 700 y 800 W.

Radiador de aceite el corte inglés

Puede que penséis que en El Corte Inglés contará con los radiadores que son más caros pero no es así. De hecho el modelo que os vamos a recomendar es de lo más asequible. Se trata del modelo Saivod RA-2500-II.

Un raidador que puede que cuente con un diseño quizás demasiado clásico pero que es de lo más recomendable. Tiene 11 elementos por los que se distribuye su potencia de 2500 W y además cuenta con una tecnología especial que hace que se apague si se sobrecalienta o si de repente se cae al suelo. Su precio es lo mejor ya que cuesta solo 59 euros.

También podemos hablaros del modelo que El Corte Inglés nos presenta a 89 euros; se trata del modelo Orbegozo que cuenta con 2.000 W pero que podemos utilizar con tres niveles de potencia. Un radiador de diseño elegante que además se protege ante el sobrecalentamiento o caída.

También te puede interesar:

BlogHogar.com

Newsletter