Escrito por

Técnica: Esmerilado

esmerilado_vidrio_puerta1.jpg

Esta técnica, es ideal para decorar tanto puertas como ventanas

 Necesitarás:

  • Aerosol para esmerilar
  • Stencil con diseño a elección, preferentemente con diseño para esquinas
  • Cinta de enmascarar
  • Hojas de papel
  • Guantes
  • Barbijo
  • Trapo húmedo.


  Pasos a seguir:

Una vez elegido el diseño, deberás proceder con la colocación de cinta de enmascarar en los límites de la zona a esmerilar.
En nuestro caso, realizaremos un gran rectángulo central y dejaremos una franja de aprox. 10 cm en cada borde del rectángulo en donde esmerilaremos las esquinas con el stencil.
Ubicar el stencil donde queremos realizar el esmerilado y afirmar con cinta de enmascarar. Además, con hojas de papel, proteger los costados inmediatos del stencil para que no lleguen gotas de aerosol a la zona donde no queremos esmerilar.
Una vez fijado el stencil rociar con el aerosol en cortas aplicaciones para que el dibujo no quede empastado.
Cuando nos aseguramos haber rociado toda la superficie deseada retirar el stencil. Antes que seque, con un trapito húmedo podremos retirar en caso que haya habido un exceso o si no nos gustó, podremos limpiar y volver a realizar.
Repetir esta operación cuantas veces sea necesaria en los lugares que deseemos transferir el stencil.
Ahora, dejar secar los esmerilados realizados con stencil.
Para realizar el esmerilado central, cubrir con hojas de papel todo el borde del vidrio, fuera de los límites del nuevo esmerilado.
Rociar con el aerosol toda la nueva superficie. Dejar secar y volver a aplicar por lo menos en 3 manos. Siempre tener en cuenta que no debe rociarse mucha cantidad sobre la misma superficie al mismo tiempo ya que se comenzarán a formar gotas y a caer por el vidrio, arruinando nuestro trabajo.

Vía: Utilísima

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos