Tipos de cubiertas de piscinas para el hogar

Una cubierta para piscina no solo es la posibilidad de aumentar tus momentos de baño durante todo el año o de proteger la piscina de los agentes externos, si no que también es una opción decorativa para la decoración del hogar.

A la hora de buscar una cubierta para la piscina es importante fijarse tanto en las prestaciones que puede aportar de cara a la protección de las aguas (disminuye el tiempo de mantenimiento, ralentiza la evaporación, disminuye el gasto, reduce el uso de químicos, entre otros) como todo lo que tiene que ver con la estética y la decoración del jardín.

En este artículo os vamos a hablar de los tres principales tipos de cubierta para piscinas: altas, bajas o planas.

Cubiertas altas

Las cubiertas altas son una opción ideal para las casas con un gran jardín. Dependiendo del tipo de estructura que elijas encontrarás opciones de lo más elegantes, algunas parecerán integradas dentro del paisaje mientras que otros aportarán un efecto distinguido. Por ejemplo, las cubiertas de piscinas Vegametal son de alta calidad y las puedes encontrar con un acabado de tipo industrial, con efecto madera o de grandes cristaleras, que permiten aumentar la sensación de continuidad y amplitud del jardín.

Una diferencia notoria con respecto al resto de opciones es que estas cubiertas altas permiten disfrutar del baño durante todo el año. Además, para personalizarla más si cabe, puedes escoger diferentes tipos de apertura:

  • estructura fija: se accede por el lateral a través de unas puertas abatibles
  • telescópica: permite el acceso a través de diferentes zonas y se puede abrir. Si queréis poder disfrutar de la piscina en su máximo esplendor, según la temporada del año, ésta es la mejor opción.

Cubiertas bajas

Para aquellos que queráis una opción de cubierta que no llame tanto la atención o que tengáis un espacio más reducido, las cubiertas bajas pueden ser una opción ideal. Tal y como su nombre indica, su altura es muy inferior a las cubiertas altas, lo que implica que minimiza el impacto visual y mejora la sensación de espacio del jardín.

Una de las opciones decorativas ideales son los diseños con arcos y sin cortes, dotan al jardín de un acabado muy elegante y potencian la sensación de continuidad, lo que es ideal para que este espacio gane amplitud.

En cuanto a la disposición para poder bañarse, las cubiertas bajas también permiten disfrutar del baño durante todo el año y ofrecen la misma protección a la piscina. Los accesos a la piscina en este tipo de cubiertas están ubicados en la zona lateral, en cuál, eso dependerá de la disposición de tu casa o de tu elección.

Cubiertas planas

A nivel decorativo, las cubiertas planas son la opción ideal para poder disfrutar del jardín durante todo el año. Estas cubiertas son estupendas para zonas ajardinadas de todos los tamaños, ya sean pequeñas o grandes, puesto que se puede sacar el máximo partido a todo el espacio.

Como en todas las cubiertas, podéis encontrar distintos acabados. Personalmente, me gustan más aquellas cubiertas que se mimetizan con el entorno, que quedan perfectamente incorporadas al espacio y favorecen la visión de conjunto. De esta manera, disfrutar del jardín durante los meses fríos lo hace mucho más sencillo y bonito.

En cuanto a las prestaciones que aportan estas cubiertas de cara a la piscina, nos encontramos con la cubierta más segura. Se trata de cubiertas pesadas, fabricadas con diferentes materiales (a elección o según presupuesto), evitan que crezcan algas en su interior y uno se puede situar encima -o colocar de la cubierta sin temor a que ésta se caiga.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar