Escrito por

Trabajar el vidrio

vidrio_1.jpg

Para cortar el vidrio se emplean herramientas especiales con unas ruedas afiladas de metal duro y perforadores de vidrio.


También, dependiendo del trabajo, puedes utilizar un taladro fijo con unas brocas de metal duro, de puntas afiladas. Un lubricante facilitará la operación. Es importante que tengas a mano unos alicates, pinzas y ventosas para ayudarte a separar las piezas, además de una regla o guía metálica. Y como punto y final, debes emplear una piedra de carborundo para lijar los bordes y evitar así accidentes.

Los vidrios utilizados para cuadros, que generalmente tienen un espesor entre 0,9 y 1,5 mm., los de ventana (1,8 a 6,5 mm.) o los normales de mesa no suelen crear problemas a la hora de cortarlos, si se tienen las herramientas indicadas. No así los vidrios de seguridad, de una sola lámina, los de varias láminas o los de aislamiento, que no se pueden manipular con tanta facilidad.
No es lo mismo cortar en línea recta, en círculo o perforar:
Si quieres realizar un corte recto:
1. Sitúa la regla o guía metálica sobre el vidrio, justo en el lugar por donde quieres realizar el corte.
2. Dirige el cortador de vidrio a lo largo de la guía. Debes aplicar una presión constante en posición vertical.
3. Una vez realizado el marcado, coloca la lámina sobre un vástago redondo.
4. Pon las manos a ambos lados del corte y presiona ligeramente hasta que se parta el cristal.
5. Si se trata de una banda estrecha, utiliza la entalladura del cortador. Hay que aplicarla siempre desde la raya hacia fuera.
Si se trata de una corte circular, conviene que utilices como guía elementos alternativos (un plato, por ejemplo):
1. Sitúa la guía sobre el cristal y realiza el corte sin detenerte.
2. Utiliza unas pinzas, tenazas o ventosas para retirar el cristal servible.
Después de tallar y romper, lima los cantos con una piedra de carborundo. Evitará que corten.
Si lo que necesitas es perforar:
1. Fija el cristal junto al taladro fijo.
2. Echa lubricante en el lugar donde vas a realizar la perforación.
3. Baja suavemente el taladro. Sin golpes.
4. Limpia la zona y límala levemente, sin rayar el cristal.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos